06-08-2019 | 09:41
(I)

Narco brasileño que intentó fugarse, disfrazado de su hija, se ahorcó en su celda

Brasil. La imagen de Clauvino da Silva, vestido de mujer; usando brasier y con una sofisticada máscara de mujer dio la vuelta al mundo. El peligroso narco brasileño, quien fue detenido en su intento de suplantar la identidad de su propia hija, fue hallado muerto en su celda de la prisión Bangu 1, en el oeste de Rio de Janeiro.

El gobierno de Río de Janeiro informó que se habría suicidado ahorcándose, aunque una investigación está en marcha para esclarecer los detalles de la muerte, según informaron medios brasileños.

El pasado sábado 3 de agosto, Silva, de 42 años, había intentado huir de la cárcel de Bangu 3 disfrazado como su hija de 19 años. Para ello, se había colocado una máscara de silicona sobre su rostro, una peluca larga y oscura y una camiseta rosa. Con ese atuendo, intentó salir de la prisión como una visita. Las autoridades sospecharon del sujeto y frustraron su intento obligándole a despojarse de sus prendas ante la cámara.

Según el portal de noticias Infobae Silva se había valido de la visita de su hija de 19 años y de la complicidad, al parecer, de una mujer embarazada que por estar exenta de pasar por los rayos X entró el disfraz con el que intentó fugarse. El narcotraficante, apodado Baixinho (Bajito), había sido condenado a 73 años y 10 meses de prisión. Ya en 2013 había intentado fugarse de prisión pero fue recapturado.