Locales del centro de Ibarra afectados por informales

Ibarra, La actividad comercial en varios locales de la ciudad de Ibarra ha ido disminuyendo con el paso del tiempo.

Al transitar por las calles y entrar a algunos centros comerciales, se puede observar la realidad por la están pasando.

Problemática. Varios locales tienen en sus puertas el letrero de, “Se Vende o Se Arrienda”.

Comerciantes concuerdan que esta problemática ya lo han venido viviendo desde aproximadamente dos años, pero que con la afluencia llegada de extranjeros y las ventas informales, este problema ha ido creciendo.

Afectado. Raúl Cachiguango, trabaja en el Pasaje Ibarra desde hace 17 años, el vende ropa y gorras, menciona que existen locales que se han visto obligados a cerrar sus puertas por la situación económica por la que está pasando el país y las ventas ambulantes, también hace énfasis en que esta situación no se debe a los precios de arriendo de los locales, ya que son muy accesibles para las personas, ya que oscilan entre los $50, $100, 150 y $200.

“El país vive una inestabilidad económica, razón por la cual hay puestos que desaparecieron, es por eso es que se encuentran varios locales desocupados, creo que el principal problema es también porque hay demasiado comercio informal en la ciudad y mucha gente extranjera que venden en las calles, y eso es lo que afecta a todos los centros comerciales y locales de la ciudad”, acotó.

Comentario. Rodrigo Zuluaga, administrador del Pasaje Ibarra menciona que aproximadamente la mitad de los locales de dicho centro comercial, están cerrados.

“El problema creo que es a nivel nacional, no sólo de Ibarra.

En la época que se inauguró existían locales de hasta $500 y hoy existen de $50, a ese nivel han bajado y ya ni eso quieren pagar, nos dicen que las ventas han caído y que existe una competencia con los vendedores informales”, dijo.

Pero la disminución de las ventas no solo afecta al centro de la ciudad. Al recorrer la Av. Jaime Rivadeneira y la Mariano Acosta, la situación es similar.

Locales de ropa y zapatos están casi vacíos.

Sergio Guerra, comerciantes de la Plaza Centro de Ibarra recalca el problema económico por el que atraviesa el país, y hace énfasis en el poco manejado y las ventas ambulantes ya que ellos, comercializan sus productos, muchas veces fuera de los mismos locales, hace énfasis en que la paga mensualmente $350, y que en un inicio si le resultaba rentable, pero por cómo ha estado la economía, su negocio ha disminuido.

“Nos han perjudicado mucho tiempo, eso lo hemos hablado desde hace unos meses atrás pero no han tomado cartas en el asunto, poco a poco veo que sea legalizado esas ventas, pero el cambio no es mucho. Creo que se debería enfocar en resaltar el turismo, para que así vengan mas personas a la ciudad y consuman nuestros productos”.

Otra realidad. Por otra parte, en los exteriores del mercado La Playa, comerciantes agradecen la gestión de colocar a los vendedores informales otro sitio, argumentan que gracias a ellos sus ventas han ido mejorando.

También mencionan que la mayoría de personas prefieren comprar en el mercado, ya que cuentan con precios más baratos.

Ibarra, La actividad comercial en varios locales de la ciudad de Ibarra ha ido disminuyendo con el paso del tiempo. Al transitar por las calles y entrar a algunos centros comerciales, se puede observar la realidad por la están pasando.

Problemática. Varios locales tienen en sus puertas el letrero de, “Se Vende o Se Arrienda”.

Comerciantes concuerdan que esta problemática ya lo han venido viviendo desde aproximadamente dos años, pero que con la afluencia llegada de extranjeros y las ventas informales, este problema ha ido creciendo.

Afectado. Raúl Cachiguango, trabaja en el Pasaje Ibarra desde hace 17 años, el vende ropa y gorras, menciona que existen locales que se han visto obligados a cerrar sus puertas por la situación económica por la que está pasando el país y las ventas ambulantes, también hace énfasis en que esta situación no se debe a los precios de arriendo de los locales, ya que son muy accesibles para las personas, ya que oscilan entre los $50, $100, 150 y $200.

“El país vive una inestabilidad económica, razón por la cual hay puestos que desaparecieron, es por eso es que se encuentran varios locales desocupados, creo que el principal problema es también porque hay demasiado comercio informal en la ciudad y mucha gente extranjera que venden en las calles, y eso es lo que afecta a todos los centros comerciales y locales de la ciudad”, acotó.

Comentario. Rodrigo Zuluaga, administrador del Pasaje Ibarra menciona que aproximadamente la mitad de los locales de dicho centro comercial, están cerrados.

“El problema creo que es a nivel nacional, no sólo de Ibarra.

En la época que se inauguró existían locales de hasta $500 y hoy existen de $50, a ese nivel han bajado y ya ni eso quieren pagar, nos dicen que las ventas han caído y que existe una competencia con los vendedores informales”, dijo.

Pero la disminución de las ventas no solo afecta al centro de la ciudad. Al recorrer la Av. Jaime Rivadeneira y la Mariano Acosta, la situación es similar.

Locales de ropa y zapatos están casi vacíos.

Sergio Guerra, comerciantes de la Plaza Centro de Ibarra recalca el problema económico por el que atraviesa el país, y hace énfasis en el poco manejado y las ventas ambulantes ya que ellos, comercializan sus productos, muchas veces fuera de los mismos locales, hace énfasis en que la paga mensualmente $350, y que en un inicio si le resultaba rentable, pero por cómo ha estado la economía, su negocio ha disminuido.

“Nos han perjudicado mucho tiempo, eso lo hemos hablado desde hace unos meses atrás pero no han tomado cartas en el asunto, poco a poco veo que sea legalizado esas ventas, pero el cambio no es mucho. Creo que se debería enfocar en resaltar el turismo, para que así vengan mas personas a la ciudad y consuman nuestros productos”.

Otra realidad. Por otra parte, en los exteriores del mercado La Playa, comerciantes agradecen la gestión de colocar a los vendedores informales otro sitio, argumentan que gracias a ellos sus ventas han ido mejorando.

También mencionan que la mayoría de personas prefieren comprar en el mercado, ya que cuentan con precios más baratos.