Lo que debes saber sobre el recién nacido para cuidarlo

Ibarra. La ansiedad y la emoción por llevar al recién nacido a casa hace que muchas veces los padres, aunque sean cuidadosos, olviden aclarar sus dudas con el médico sobre algunos detalles que podrían aparecer en los primeros días. A continuación te dejamos una lista de aspectos que los pediatras olvidan contar sobre los primeros días del bebé y que debes conocer.

Importante. Tu bebé estará mucho más alerta de lo que estaba en la maternidad durante las primeras 48 horas que pase en casa. En este período, el recién nacido notará que ya no está dentro del útero y sentirá mucha hambre.

Piel amarillenta. Un poco de ictericia en los primeros días por lo general no es perjudicial y puede dejar la piel del bebé amarillenta hasta tres o cuatro días después del nacimiento. Si pasado este período la condición permanece o empeora, es importante consultar al pediatra.

Noctámbulos. Los recién nacidos son seres nocturnos. No te sorprendas si se muestra somnoliento durante el día y se despabila justo cuando quieres dormir.

Esto ocurre porque los bebés no producen melatonina, la hormona del sueño, durante sus primeras cuatro semanas de vida. Pero no te preocupes: la situación mejora de a poco, informa vix.com.

Estornudos. El bebé va a estornudar y sollozar mucho en sus primeros días de vida, pero este no es un motivo de preocupación. Como no saben sonarse la nariz, terminan expulsando por medio de estornudos el resto de líquido amniótico que quedó en sus vías aéreas. Los sollozos, por su parte, indican que reciben el estímulo del nuevo ambiente y responden a él con pequeños espasmos del diafragma.

Es importante que los padres estén atentos a las diferencias en la caca del bebé. Sin embargo, en estos primeros días los cambios se van a convertir en norma y, por lo general, no indican complicaciones.