Lluvias en Quito rebasan los pronósticos

Hasta el 9 de enero pasado, 2 de las 4 estaciones que miden las condiciones climatológicas en Quito y las zonas aledañas registraban niveles superiores al 50% de precipitaciones previstas para este mes.
En el caso de la estación Iñaquito, que mide lo que ocurre en el centro-norte capitalino, sus sensores señalaban que esa zona de la ciudad había llovido hasta el sábado el 93% del promedio histórico correspondiente a enero (82,5 milímetros cúbicos).

En el sector del Valle de Tumbaco (en el oriente capitalino), con un clima generalmente cálido, las precipitaciones habían alcanzado el 55% de los 68,2 milímetros cúbicos esperados para enero.
En tanto, en la parte sur (estación Izobamba), tradicionalmente la más lluviosa, había caído el 42% de los 133,8 milímetros cúbicos de lluvia registrados históricamente en ese punto de la ciudad en el primer mes del año.

CERCA A TABABELA
A su vez, el área en la que menos había llovido era la que rodea al nuevo aeropuerto quiteño, en la parroquia Tababela, donde las precipitaciones alcanzaron hasta el fin de semana el 26% de los 35,8 milímetros cúbicos que generalmente llueve en enero en la zona. Los datos, sobre todo del centro-norte y Tumbaco, parecerían contradecir la sensación térmica experimentada por los capitalinos en los primeros días del año.
Esto porque a pesar de que se han registrado varios episodios de lluvia en la ciudad a partir del 4 de enero, el mantenimiento de las altas temperaturas (sobre los 20 grados centígrados) fue la tónica en los siguientes 5 días.
Diario El Telégrafo reporta que según el Instituto Nacional de Meteorología e Hidrología (Inamhi), hasta el pasado lunes, la temperatura posiblemente alcanzaría los 23 grados centígrados. Esto tras las precipitaciones que cayeron en la capital entre la noche del sábado y la madrugada del domingo y que hicieron que la lluvia acumulada, entre las 07:00 del doming y las 07:00 del lunes, alcanzara un promedio de alrededor de 12 milímetros cúbicos.  

CAÍDA DE UN MURO
La tormenta de anteanoche generó múltiples problemas en la capital. Uno de ellos fue la caída de un muro de contención ocurrido en la intersección del bulevar 24 de Mayo y la calle Cumandá, en el Centro Histórico.
El muro caído era parte de la base de un inmueble en el que habitan alrededor de 30 integrantes de 5 familias. Así lo dio a conocer Francisco Guayta, uno de los moradores y quien habita 15 años en el lugar. Cuatro volquetes del Municipio fueron llevados al lugar para limpiar los escombros. En tanto, ayer, personal de la Empresa Pública Metropolitana de Movilidad y Obras Públicas legó al sitio para evaluar la situación.