Llegó desde Dinamarca hasta la primera fila del estadio de Liga

Quito. Miles de kilómetros recorrió Cristian Toscano desde Dinamarca hasta Ecuador para mirar la final del campeonato ecuatoriano de fútbol entre Liga de Quito y Emelec. La cuarta entre ambos equipos. Desde muy temprano llegó junto con su familia desde Ibarra hasta la capital del país, este domingo 16 de diciembre, para ubicarse en primera fila de la tribuna del estadio Rodrigo Paz.

Junto con él también compartían espacio Hugo y Fabián Cadena quienes lo acompañaron desde la Ciudad Blanca hasta el escenario de Ponciano, para no perderse esta final.

Las puertas del escenario deportivo se abrieron desde las 09:00 e inmediatamente la gente comenzó a ingresar, de manera ordenada, debido a que con mucha antelación toda la boletería fue vendida. Quedaron pocas entradas en manos de la reventa quienes aprovecharon para cobrar precios demasiado altos que oscilaban entre 80 y 100 dólares.

La barra organizada de Muerte Blanca ingresó desde muy temprano a la general sur, mientras que aficionados de Emelec organizaron un banderazo en los exteriores para apoyar la llegada del bus eléctrico.