Limpiaron 17 kilos de basura en Yahuarcocha

Ibarra. Cerca de 15 voluntarios fueron parte de la minga de limpieza en Yahuarocha y recogieron 17 kilos de basura alojadas alrededor de la laguna. La iniciativa fue del colectivo multidisciplinario ambientalista Kunan Pacha.

Resultados. Elizabeth Andrade, fundadora del colectivo, dio a conocer que el total de residuos encontrados fue de 17,5 kilos entre vidrio, metal, cartón, plástico reciclable y no reciclable. Detalladamente se contabilizó: 108 tapas plásticas,

112 fundas plásticas, 76 colillas de tabaco, 73 sorbetes,

234 envoltorios de comida, 807 tapas metálicas de cervezas de todas las marcas y 119 vasos plásticos.

Sobre la jornada. Las personas que participaron en la minga, antes de dar inicio a la actividad, tuvieron una charla introductora en donde se trataron temas relacionados a la generación y consumo irresponsable de residuos sólidos.

Posteriormente, se les entregaron materiales como sacos y guantes para que pudieran iniciar con la limpieza. Al finalizar, se realizó la clasificación, conteo, pesaje y registro de los residuos encontrados cuyos resultados son los anteriormente mencionados.

La basura es un problema. En el Ecuador se producen aproximadamente 4 millones de toneladas de desechos al año, pero no toda esta cantidad debería terminar en los rellenos. Del millón de toneladas de residuos sólidos que podrían reciclarse en el país, únicamente entre un 15 y un 25% logra este fin.

Según el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC), en el 2016, el 41,46% de los hogares lo hicieron. Un año antes fue el 39,40% y en el 2014 la cifra alcanzó el 38, 34%.

Esta misma institución, informa que cada habitante del Ecuador produce en promedio alrededor de 0,58 kilogramos de residuos sólidos, en el área urbana, según la Estadística de Información Ambiental Económica en Gobiernos Autónomos Descentraliza-dos Municipales, correspondiente al año 2016 y del último que se tiene información. Los ecuatorianos se mantienen constantes en la cantidad de basura que producen cada jornada.

En 2015 nada cambió, mientras que en 2014 la cifra bajó a 0,57 kilogramos, lo que no representa un cambio significativo.

Reciclar es una alternativa y suena trillado, pero es la verdad. El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) señala que las prácticas de reciclaje pueden convertirse en un hábito si se realizan con regularidad.

En Ibarra. En la Ciudad Blanca se ha intentado lograr una cultura de reciclaje. En 2004 se emprendió el proyecto piloto de reciclaje de desechos sólidos denominando “Juégale Limpio a Ibarra”, en años posteriores también se intentó llegar a los ciudadanos con campañas para que pudieran separar los desechos en sus hogares, sin embargo, no han dando mayores resultados.

Los ciudadanos continúan generando desechos pero sin ningún tipo de acción para contrarrestar los aspectos negativos que esto conlleva.

Desean ser un referente. En una entrevista previa que mantuvieron con EL NORTE, Elizabeth Andrade y Michael Vaca, que son parte del colectivo, expresaron que quieren ser un ejemplo para que se replique en los demás ciudadanos. La iniciativa nace por el proyecto “Mingas por el mar” del cual Elizabeth es embajadora. “El plástico no se degrada, solo se va fragmentando y es increíble porque se confunde en la arena y hay organismos que piensan que es alimento pero los humanos también terminamos consumiendo esto”, dijo la joven con respecto a los daños de la contaminación.

Las personas que desean saber más del colectivo pueden ingresar a la página de Facebook: Kunan Pacha (Colectivo Ambientalista).