Tras cinco meses de paralización, vuelve a la acción la LigaPro con Cuenca y Barcelona

Quito (EFE).- Tras cinco meses de suspensión del campeonato ecuatoriano de fútbol de la LigaPro debido a la pandemia de COVID-19, Deportivo Cuenca y Barcelona reabrirán de locales el torneo desde mañana, viernes, contra Guayaquil City y Orense, respectivamente.

Los partidos se disputarán sin la presencia de aficionados en los estadios y bajo estrictos protocolos de bioseguridad por la persistencia de la pandemia, y se convertirán en una prueba de fuego para los equipos y sus fanáticos.

En el caso de los fanáticos no deberán acercarse a los exteriores de los estadios, se prevé que tampoco se agrupen en algún sitio para ver por televisión los partidos, algo que resultará complicado de controlar por parte de las autoridades.

Si bien, el cuadro cuencano jugará de local, el favoritismo podría aliarse con Guayaquil City, que se reforzó en plena pandemia con los atacantes José Ayoví y Jaime Ayoví.

Por su parte, Barcelona aparece como favorito para quedarse con la victoria por la calidad de su plantilla ante el debutante Orense en la primera división en la actual temporada futbolística.

La quinta fecha de la primera fase continuará el sábado venidero con la visita del campeón reinante de la Copa Sudamericana, Independiente del Valle a El Nacional, en el que las mayores opciones de triunfo se inclinan a favor del visitante.

Entretanto, el campeón de la temporada pasada en Ecuador, Delfín, recibirá a Emelec en uno de los partidos espectantes de la jornada, por el nivel de juego del visitante y por las interrogantes sobre el actual rendimiento que podría mostrar Delfín, que perdió a la mayoría de las figuras con las que ganó el torneo pasado.De su lado, Liga de Quito aparecerá con el gran favorito de la fecha en su visita a Olmedo, de Riobamba, uno de los cuadros más afectados por la crisis económica, que ocasionó la salida de varios refuerzos importantes, como el del defensa colombiano Julio Murillo.

Cerrarán la quinta fecha, Universidad Católica y el popular Aucas, en el duelo de refuerzos argentinos, entre el goleador católico Juan Tévez, y el debutante defensa central Leonel Galeano.