Liga de Quito soltó su chequera y pegará un triple golpe antes de la Noche Blanca

Quito.- El campeón no se olvida de mantener su pisada. Luego de un mercado de pases que ha tenido varios puntos altos, el remate que pretenden dar los albos promete ser uno de los mejores de los últimos tiempos.

Triple golpe. Inversiones ambiciosas de los albos. Las pretensiones son muy altas. La dirigencia ha tratado de cerrar todos los círculos inconclusos de Repetto para que pueda cuajar una plantilla mucho más a su gusto.

Rodrigo Aguirre ya es albo. El delantero uruguayo llegará al club de la casona universitario con un contrato por tres temporadas. Su fichaje supone una batalla ganada. Barcelona pretendía al jugador con premura, pero la U sacó un conejo de la galera para asegurarse el aporte charrúa en ataque.

En el rol de extremos, decían que venía uno, pero finalmente todo indica que serán dos. José Ayoví tendrá que superar un tema judicial para unirse a los centrales de forma definitiva. Llegará por un año con opción de compra. El otro es Jacob Murillo. Negociación accidentada. Su agente rebajó la opción de compra pero no define los términos del fichaje. Quiere más de lo que debería, los albos han dejado en stand by un tanto las cosas, pero hicieron un último intento.