Liga de Quito se aleja más de la posibilidad de un título directo

Quito.- Liga de Quito perdió 2-0 este sábado en su visita al estadio de Universidad Católica y dejó libre el liderato a los equipos guayaquileños Emelec o Barcelona, que se enfrentarán entre sí mañana, domingo, por la undécima fecha de la segunda fase del campeonato ecuatoriano de fútbol.

Los delanteros Bryan Oña y el argentino Nazareno Bazán anotaron los goles del triunfo católico, que hizo 17 puntos, contra los 20 de Liga, que se quedó a uno de Emelec y Barcelona.

Universidad Católica sorprendió con su propuesta de juego desde el comienzo del partido al ganador de la primera fase que, a pesar de la derrota, mantiene la posibilidad de adjudicarse el título, si le va bien en las cuatro fechas que faltan para que concluya la etapa.

Si Liga, que se adjudicó la primera fase, no logra llevarse la segunda, deberá disputar el título con el ganador de la presente fase, en partidos de ida y vuelta.

Por su parte, Macará logró remontar el partido que perdía de local ante el Aucas, de Quito, y ganó por 2-1, por lo que sumó 17 puntos, mientras que su rival de jornada se quedó con 14.

El cuadro quiteño se adelantó con hermoso tanto del atacante argentino Lisandro Alzugaray, que pescó un rebote del portero y desde unos 15 metros enfiló remate con una espectacular comba para superar a defensas y al portero argentino Agustín Silva.

Marcará descontó mediante un penalti ejecutado en forma precisa por el defensa Leonel Quiñónez, mientras que el extremo izquierdo Aaron Rodríguez aprovechó y remató a gol con golpe de cabeza un rebote del portero uruguayo Damián Frascarelli.

Aucas jugó con uno menos, desde el minuto 77, por la expulsión del portero Frascarelli que, a pesar de estar amonestado, exageró en los reclamos al árbitro que le exhibió otra tarjeta amarilla y luego la roja.

Entretanto, Orense dejó escapar la posibilidad para zafarse de los últimos dos puestos de la tabla de posiciones acumulada de las dos fases, que castigará con la pérdida de categoría para el 2021, tras el empate de local por 1-1 ante Delfín.

El centrocampista uruguayo Martín Alaniz, con espléndido remate de volea derrotó al portero Johan Padilla y su compatriota, el defensa Agustín Ale, logró el empate de Delfín con preciso remate con golpe de cabeza.

Orense acumuló 14 puntos y Delfín 13, en el debut como técnico en el club cetáceo del argentino Horacio Montemurro, que formó parte del cuerpo técnico de Miguel Ángel Zahzú, que renunció tras la reciente goleada por 5-0 ante Palmeiras, en Brasil, que determinó la eliminación en octavos de final en Copa Libertadores.