Liga de Quito pierde su primer partido, como ocurrió en la primera etapa

Manta. Delfín desnudó a Liga de Quito y lo superó (2-0) luego de un primer tiempo en el cual se pasaron de respetuosos, encontraron rápido los atajos para desnivelar la balanza. Los albos nuevamente se complican en el primer partido de una etapa, como ocurrió ante Deportivo Cuenca en el arranque del torneo ecuatoriano.

El primer tiempo fue movido. Hubo conexiones interesantes por el lado de los locales, Piñatares fue el eje, Patta y Congo sus satélites. Salidas simples, rápidas, predecibles incluso. Liga tuvo cierto orden mientras sus laterales se ubicaban al costado de sus centrales, pero cuando escalaban la historia es diferente. La U lució como un equipo sin retro, no tuvieron la reacción necesaria para referenciar a los ofensivos manabitas.

Para el complemento la historia fue mucho más sencilla para los manabitas. Al minuto 55, una falla imperdonable del fondo albo al momento de tomar marcas y el debutante paraguayo Willams Riveros se elevó con rigor y colocó el 1 por 0 ante la estéril reacción de Gabbarini.

Con la ventaja merecida inscrita, Bustos tuvo la confianza para mandar a la cancha a otro debutante, Hernán Hechalar, y al ya conocido José Arismendi. Dos creativos para refrescar líneas y continuar sometiendo a una Liga adormecida, flácida, aplastada contra su campo.

Con 74 minutos recorridos, Salaberry echó al piso a Carlos Garcés y se dictaminó la pena máxima. Decisión discutida. La falta fue apenas fuera del área. Fallo apretado. Se reclamó, pero hasta ahí. Tras de la pelota fue el propio Garcés y le rompió el arco a un Gabbarini que apostó mal el destino de su volada.

Repetto, sin un delantero que marque los tiempos de sus compañeros, intentó replantearlo todo con los ingresos de Reascos, Rodríguez y Borja. La búsqueda del entrenador uruguayo pasaba por darle más protagonismo a Juan Luis Anangonó al rodearlo con mayor cantidad de elementos. El intento falló.

Con un rival rendido y sin argumentos, Delfín le puso relax a lo que restó del juego. Los Cetáceos ganaron el partido sin atenuantes en su casa, estrenaron una etapa en la que quieren ser nuevamente la Cenicienta que va al baile más importante del año.

Delfín SC:
Ortiz – Perlaza, L.Cangá, H.Cangá (Riveros), Nazareno – Godoy, Piñatares, Patta, Congo, Oña (Hechalar) – Garcés (Arismendi).

LDU Quito:
Gabbarini – Quintero, Guerra, Salaberry, Chalá – Vega (Reascos), Orejuela, A.Julio (Borja), J.Julio (Rodríguez) – Guerrero y Anangonó.