Liga de Quito consigue su estrella número 11 tras ocho años de espera

Quito. En un estadio Rodrigo Paz Delgado completamente lleno, el equipo de Liga de Quito derrotó 1-0 a Emelec con un gol de final de Anderson Julio (9’) y le entrega este domingo 16 de diciembre el título 11 al equipo universitario después de ocho años de espera y una final perdida. En el global el partido finalizó 2-1 en favor el conjunto capitalino.

Los albos dominaron desde el comienzo del compromiso y lo hicieron sentir metiendo a los jugadores azules en su propia cancha. A los 5 minutos, una falta fuerte de Byron Palacios provocó la lesión temprana de Hernán Pellerano quien debió salir del campo de juego para que ingrese el ibarreño Kevin Minda.

Al minuto 9, la presión alba se convirtió en gol con un soberbio remate de Anderson Julio, desde fuera de área, que venció la portería de Esteban Dreer. Un gol de final para el aplauso.

Esta conquista animó mucho más a los albos. En cinco minutos llegaron en dos oportunidades más que complicaron a los zagueros eléctricos. A los 13 minutos, Jhojan Julio se perdió el segundo tanto. En la respuesta eléctrica, al minuto 17, Pedro Quiñónez, en jugada de pelota quieta, estrelló el balón en el horizontal.

El partido ganó en intensidad. A los 22 minutos, Fernando Guerrero recibió un pase de Juan Luis Anangonó y Esteban Dreer bien ubicado desvió la pelota al tiro de esquina.

Los golpes en anteriores compromisos comenzaron a pasar factura. A los 26 minutos el estratega Pablo Repetto ocupó una nueva variante al minuto 26 tras lesión del defensa central Franklin Guerra. En su lugar ingresó Edison Realpe. Emelec aplicó la marca fuerte para los ofensivos de Liga y que terminó con la tarjeta amarilla de Dixon Arroyo tras falta sobre el autor del gol, A. Julio.

A cinco minutos del final de la primera parte, Brayan ‘Cuco’ Angulo tuvo una oportunidad de empatar. El delantero eléctrico recibió un pase por derecha ganando a los dos centrales y empujó la pelota que se fue desviada por encima de la portería alba.

Liga tuvo su chance con un remate de cabeza del defensa Minda que no tuvo la puntería suficiente y la pelota terminó fuera. Emelec no regresó al área rival hasta el final del primer tiempo.

El segundo tiempo Emelec intentó equiparar las acciones pero se encontró con un buen despliegue en la zaga. Kevin Minda cumplió con las tareas de anticipación evitando que el esférico llegue a los pies de ‘Cuco’ Angulo. En la respuesta de los universitarios, Juan Luis Anangonó, a los 52 minutos, se perdió la segunda conquista rematando con la cabeza pero muy desviado.

Mariano Sosso dispuso las primeras variantes ofensivas ingresando a Marcos Mondaini y Marlon de Jesús por Byron Palacios y Pedro Quiñónez, de modesta actuación. Con este cambio el estratega del equipo eléctrico buscó más salida ante la presión del equipo local. Liga tuvo una nueva oportunidad de poner el segundo gol en los pies de J. Julio cuyo remate fue bien achicado por Dreer.

A los 80 minutos, Repetto hizo el tercer cambio sacando a Anderson para los aplausos de los miles de aficionados albos presentes en el estadio. En su lugar ingresó otro imbabureño Edison Vega para cerrar todos los espacios del visitante.

Emelec apostó por las faltas. El árbitro Luis Quiroz se mostró muy contemplativo permitiendo el choque fuerte. Se jugaron cinco minutos de reposición que fueron de mucho nervio. En los dos minutos de descuentos salió expulsado Marlon Mejía por empujar al árbitro central.

La fiesta de los hinchas, en Ponciano, se prendió con el pitazo final de Quiroz. Un partido que tuvo a cuatro imbabureños en cancha, jugando para el equipo campeón. Edison Vega, Kevin Minda, Juan Luis Anangonó y Anderson Julio. Los albos se proclaman campeones tras ocho años de espera. La última copa la levantó en Guayaquil, en el 2010, ante el mismo rival.

Los jugadores de Liga de Quito con el trofeo 11.
la prensa grafica intentando inmortalizar a los jugadores levantando el trofeo de campeón.
Los jugadores de Liga celebrando el título.
El ibarreño Erick Viveros levantando el trofeo de campeón.
Adrián Gabbarini y Hernán Pellerano con la bandera argentina
Esteban Paz con la camiseta del campeón 2018
Pablo Repetto, el artífice de la estrela 11.