Líderes estudiantiles de Imbabura opinan de política

estudiantes

IBARRA. Los adolescentes miran a la política como un compromiso que debe cumplirse y como una oportunidad de trabajar. 15 presidentes de Consejos Estudiantiles y un vicepresidente expusieron lo que esperan de los candidatos.

Michael Barreros, presidente del 17 de Julio, opina que parece que los candidatos toman como burla su participación, “necesitamos seriedad para tener un representante que nos ayude en todo, así debe ser un buen político”. Su vicepresidente, Alan Pérez, sostiene que el segundo al mando debe generar propuestas en bien de la sociedad.

El representante de la Unidad Educativa Otavalo, Jefferson Flores, considera que debe trabajar para que sus estudiantes se sientan orgullosos del plantel.

Piensa que los candidatos también deben pensar en el futuro del país y comprometerse con el pueblo, con seriedad.
Ayrton Arequipa, representante de la Unidad Educativa Fátima, manifiesta que los políticos deben trabajar por el bienestar del pueblo.

Afirma que se ganó el cariño de sus compañeros y que ahora como presidente hará que su plantel sea más conocido en lo cultural y académico.

Nadia Luna, presidenta de La Victoria, enfatiza que los políticos no han tomando en cuenta a los jóvenes.

“Con acciones lograremos el Ecuador que soñamos”, piensa Joselyn Tiuaña, presidenta de la U.E. Ibarra. “Soñamos con un país en el que todos tengamos oportunidades, con una educación de calidad”. Andrés Basantes preside el Consejo Estudiantil de unidad Ana Luisa Leoro. Recalca que el buen político es la persona que debe sacar al país adelante.

Sandino Quiñónez, líder de la unidad educativa Pimampiro, opina que un buen político debe pensar en el bien del país y no en el personal.

Luis Araujo siente una gran responsabildiad al representar a casi 4 000 estudiantes del Teodoro Gómez. Cree que el futuro presidente debe ser una persona capaz, comprometida, fuerte que no se deje derrumbar, pero que sobre todo ame y luche por Ecuador.

Jhemina Vásquez, presidenta de las Bethlemitas, expresa que los jóvenes deben tener una participación activa en la política. ‘Palpamos la realidad y las necesidades de la sociedad”. “Un buen Gobierno debe preocuparse por todos, independientemente de la condición social”, que no sea paternalista, sino que facilite fuentes de empleo para lograr el crecimiento del país. No está de acuerdo con el sistema del puntaje para el ingreso a las universidades, lo ve como una falla. “Piden gente capacitada para ingresar a la universidad, pero para manejar el país creo que no tenemos a las personas capacitadas”.

Diana Benavides, de Los Arrayanes, dice que se puede trabajar bien en el plantel, cuando se siente amor por la institución y voluntad de servicio. ‘El rol de la juventud es importante porque nosotros construiremos la sociedad del futuro”.

Felipe Vizcaíno, presidente del Pensionado Atahualpa, piensa que el buen político debe ser como José Mujica, expresidente de Uruguay. “Él siempre tuvo su mismo carro desde que inició su mandato hasta que se fue y vivió en la misma casa”. Afirma que hay que pensar en el pueblo y no en el beneficio propio o solo en el dinero. Felipe lleva la política en la sangre. Su padre fue asambleísta de Carchi y su abuelo, concejal.