Líderes afroecuatorianos del siglo XVIII

MARÍA CRIBÁN (1794) Es de conocimiento general que nuestros ancestros africanos  llegaron  al Ecuador a mediados del  siglo XVI, así como también que la orden religiosa de la Compañía de Jesús o los jesuitas que desde su llegada en 1586, empezaron a comprar las mejores tierras, y en el Valle del Chota fueron dueños de muchas haciendas ubicadas en Cuajara, La Concepción, Chamanal, Salinas, Carpuela, Chalguayaco, Caldera, entre otras.

Con la expulsión   de los Jesuitas en 1767, se generó una época de caos y abusos por parte de los “Administradores”  de las haciendas en las “Temporalidades”.

Por lo tanto, a los descendientes de africanos, ante el maltrato, abuso y atropello a la dignidad humana, no les quedó otro camino que el de luchar por su dignidad y libertad  como en el caso de Ambrosio Mondongo que conocimos en el articulo anterior, o defenderse usando los instrumentos legales como en el caso de María Cribán que a continuación nos referimos. En la caja Nº 14, expediente 4, del Archivo Nacional de Quito, se describe  en 15 folios  el “Pedimento” de María Cribán, una esclava de la hacienda “Caldera”, que para conseguir su libertad deposita 300 pesos donde el Corregidor de la Villa de Ibarra; sin embargo, a pesar de consignar el monto fijado, su libertad no se produce inmediatamente, por lo que tiene que seguir un juicio que duró mucho tiempo. Pero al final María Criban consiguió su libertad. Este juicio  sirvió para que muchas personas en su misma situación lucharan incansablemente por su dignidad y libertada. Cabe resaltar entonces que las mujeres afroecuatorianas, desde siempre han demostrado ese liderazgo y ese coraje para defender su dignidad.  De allí  que esta mujer se constituye en un ejemplo de lucha por la libertad y dignidad no solo de la mujer afro sino de toda la población Afroecuatoriana. 

 Iván Pabón
     Paboni2005@yahoo.es