Licores serán etiquetados para evitar contrabando

licorIBARRA. Aprovechando los avances tecnológicos, el Servicio Nacional de Aduana del Ecuador SENAE, creó una nueva estrategia de control para erradicar el contrabando de ron, whisky, tequila y vodka.

proceso. Los licores de ron, whisky, tequila y vodka importados deberán llevar la etiqueta desarrollada por el SENAE que valida el ingreso formal del licor al país. Esta alternativa permite al usuario, con ayuda de su celular, comprobar si el producto por el que está pagando cumple o no con lo requerido para ser consumido.

etiqueta. Durante los operativos de control el SENAE y los usuarios utilizan este mecanismo de identificación del producto de origen. Por medio de un código de barras se podrá escanear y verificar los detalles de lo que está comprando. Se lo puedo hacer a través de los teléfonos inteligentes. Además, permite que los comerciantes puedan conocer si el producto es de procedencia dudosa.

intervención. Los involucrados en este proceso de control son, el SENAE como un ente de control, los importadores de las asociaciones importadoras de licores, los comerciantes dueños de licorerías, restaurantes, hoteles, bares y los ciudadanos consumidores.

formas Existen dos tipos de resolución, fiscales que son no reutilizables que permitirán identificar, registrar y trazar electrónicamente la mercancía. La segunda es la tasa por etiqueta fiscal, tiene el valor de 25 centavos de dólar por cada etiqueta fiscal.
El importador colocará las etiquetas fiscales dentro del depósito aduanero e informará su colocación al SENAE mediante el sistema ECUAPASS.

acción. En caso de pérdida, robo, hurto, daño de las etiquetas, la resolución establece el procedimiento que debe seguir el importador.
Los lugares donde se estén comercializando estos licores tienen un plazo de 180 días, es decir 6 meses para poder agotar los productos que tienen en stock.
En caso de no haber terminado el producto deberá colocar las etiquetas para evitar sanciones o decomisos de los licores.

plazo. Después de seis meses de publicada la Resolución en el Registro Oficial vamos a verificar que no se comercialice en el país botellas que estén sin etiqueta.
Luego de este periodo si encontramos en el país mercancía si etiquetas será considerada como contrabando, y tendrá el mismo proceso, dijo Hernán Solís , director zona 5 de Aduanas del Ecuador.

comerciantes. Para los dueños de licorerías este procedimiento les beneficiará a que los consumidores se sientan más seguros de adquirir una botella de licor.
Esta alternativa ayudará de cierta manera a evitar que el contrabando aumente, dijo Lauro Rueda, administrador de una licorería. Además, contó que cada botella importada contiene un “timbre” que demuestra la legalidad del licor.
Des esta manera se colaborará para disminuir el contrabando y ofrecer un buen licor.