Libertad sobre todas las cosas

Nuestros país tiene, a lo largo de su historia, gestas muy importantes que deben ser valoradas en el tiempo y en el espacio. Han existido luchas emancipadoras, personajes dignos de imitar, héroes que entregaron hasta su vida por la libertad y actos valerosos y heroicos que nos permiten ahora disfrutar de una patria grande, democrática y libre. Es precisamente esa libertad la que no debe ser mancillada por nadie, la que debemos protegerla todos los días y de todos los poderes, sean cuales fuesen y tengan la inclinación que tengan.

El 24 de mayo de 1822, no fue una lucha aislada, tuvo a un ejército patriota de 2900 hombres corajudos, la mayoría grancolombinos. También hubo ingleses y argentinos. Los realistas contaban con 3000 soldados. El Mariscal Antonio José de Sucre fue quien comandó al ejército patriota que cumplió con el objetivo de expulsar a los españoles. La victoria en Pichincha permitió la liberación de Quito y su anexión a la Gran Colombia, cuyo presidente era el genio de la libertad, Simón Bolívar. Loor a nuestros héroes, loor a Quito, loor a los patriotas de siempre que soñaron con la libertad que muchas veces se tambalea por la prepotencia y la politiquería.