La presencia de libadores aumentó en los espacios públicos de Ibarra

La presencia de libadores en los diferentes espacios públicos es una de las problemáticas que va en incremento a pesar de las restricciones establecidas por la emergencia sanitaria. Se conoció que desde el 14 de octubre hasta el 30 del mismo mes se han notificado a 336 personas.

La presencia de libadores e Gen Arce, comisario municipal, informó que los operativos se los ejecuta diariamente en diferentes sectores, para el retiro de quienes consumen licor en las calles, aceras y parques en una tarea conjunta entre Policía Nacional, Ejército Ecuatoriano, Comisaría Municipal, Intendencia, Agentes Civiles de Tránsito y Cuerpo de Bomberos.

“Realmente existe un gran índice de libadores en los diferentes barrios y sectores de nuestra ciudad y cantón”, agrega Arce.

El comisario aseguró que el sector del Olivo Alto es un sitio muy concurrido por los libadores ya que desde el lugar se puede visibilizar la Laguna de Yahuarcocha. “Este lugar se convierte en uno de los preferidos por los libadores, lo más preocupante es que estas personas vana a ingerir licor principalmente en horas de la tarde desde las 17:00 hasta altas horas de la noche”.

Las personas llegan en sus vehículos portando botellas de licor, otro de los sitios concurridos es la Laguna de Yahuarcocha en el lugar conocido como la ‘Vuelta a la paloma’, aquí se sitúan un gran número de libadores, otro sector es el Parque de Pilanquí, Yacucalle junto a las canchas de la Pelota Nacional, Yuyucocha, Azaya, Alpachaca y en San Antonio.

Arce mencionó que es una situación muy preocupante ya que los jóvenes entre 18 a 25 años, incluso menores de edad son las personas que más cometen esta problemática. En cuanto al procedimiento de los menores de edad es comunicarse con la autoridad competente para entregar al joven a sus padres.

Al notificar al ciudadano debe concurrir a las instalaciones de la Comisaría para que en 24 horas se realice la audiencia correspondiente y si logra justificar su no responsabilidad se evita la multa del trabajo comunitario, pero cuando no logra justificar y no tiene los argumentos conforme a la Ley se procede a multar al ciudadano que es el 10% de una remuneración básica unificada y el trabajo comunitario que son de 10 horas.

De igual manera, hace pasados días, la Intendenta General de Policía de Imbabura dio a conocer que han realizado un total de 147 operativos, 63 lugares fueron visitados y controlados con el permiso anual de funcionamiento, han logrado identificar 11 lugares críticos en los cuales se retiraron alrededor 70 litros de licor artesanal, han retirado productos caducados los cuales han sido destruidos.

El comisario Juan Manuel Córdova indicó que en Ibarra se realizaron 16 operativos, establecimientos visitados fueron 42. El resultado de estos operativos fueron la recuperación de cuatro espacios públicos en parques, semáforos y sitios estratégicos, dos personas fueron puestas a órdenes de la autoridad competente por portar sustancias ilícitas, siete notificaciones por no usar mascarilla, cuatro notificaciones que prohíbe el uso de estupefacientes, ocho notificaciones que sancionan y suspenden el uso de actividades a establecimientos por falta de documentación.

La ciudadanía debe respetar y aplicar las normas de bioseguridad para evitar la expansión de la Covid-19.