Levantaron la voz pidiendo justicia por el caso Amelia

Entre las decenas de personas que protagonizaron el plantón, estuvo Amelia, la ahora mujer que fue abusada por su vecino cuando era una niña. Su madre reveló que también estaba pidiendo justicia en la jornada, pero no señaló cuál de las tantas jóvenes era, para evitar que las miradas se posen contra ella.

Amelia ahora tiene 25 años y tuvo que esperar ingresar a la universidad para revelar una presunta violación de la que fue víctima durante aproximadamente cuatro años, desde que ella tenía apenas seis. El sospechoso del caso fue declarado inocente por el Tribunal de Garantías Penales de Imbabura y su defensa asegura que no descansará hasta hacer justicia y sentar un precedente por el hecho.

La mamá de Amelia reservó su identidad y aseguró que han sido años demasiado difíciles, ya que toda la familia se ve afectada, no solamente Amelia, quien ha sufrido crisis muy graves de depresión y está en tratamiento psiquiátrico y psicológico, porque le diagnosticaron estrés post-traumático por las violaciones y depresión mayor, que no solamente le atacó a ella, sino a sus padres y hermanos.

“Son situaciones muy duras porque durante un año tuvo que salir de la facultad de Medicina porque no podía enfrentarse a estudiar materias relacionadas al aparato reproductor masculino y tuvo que retirarse. Toda la familia estamos en tratamiento de apoyo”, aseguró la mujer.

“Lo único que buscamos es que se haga justicia, que los jueces abran su mente y se den cuenta que una niña pequeña no sabe, en primer momento, que es lo que está pasando, porque el violador es hábil. Orlando le decía a mi hija que es un juego del caballito, que tiene que mantenerse en silencio, que no puede contar, que es un secreto entre los dos. Cuando ella entra a la adolescencia se da cuenta que eso era una violación y se refugia en Dios, se alejó de los hombres y cuando entró a la universidad se detona y destapa todo lo que ella tenía dentro”, relató la madre con notable dolor.

Gladys Terán, abogada patrocinadora de Amelia, mencionó que el juez Jaime Alvear se excusó en la audiencia, porque ha actuado en la apelación de la medida cautelar y por ese principio de imparcialidad, se excusa para que el juez titular, Farid Manosalvas, pueda actuar con imparcialidad.

“La nueva audiencia aún no ha sido convocada y el pedido de la defensa es que sea lo más pronto posible. Tenemos muchísimas pruebas, principalmente el daño y afectación psicológica de la víctima. Necesitamos una correcta valoración de la prueba con jueces imparciales, ese es el principal pedido de la defensa de Amelia, que los jueces, con conocimiento, verifiquen que no es cualquier pericia, ya que existen psiquiatras y psicólogos que han tratado a Amelia por más de cinco años, no es lo mismo que un comentario de algún advenedizo que llega e ingresa al proceso cualquier cosa, esas pruebas no deben ser valoradas”, señaló la jurista durante el plantón.