Les cayeron a palos en San Roque

sanroque
Antonio Ante
.- Ayer, en la comunidad de La Esperanza de San Roque, se vivieron momentos tensos; y es que en la casa comunal del sector se encontraban, dos ciudadanos, los cuales fueron detenidos la noche del domingo por habitantes de las comunidades, acusados de ser presuntos delincuentes.


Pasadas las 20:00 del domingo se encendieron las alarmas en el sector La Marqueza de la Esperanza, es por esa alerta que los ciudadanos de los barrios y comunidades, salieron en busca de los sospechosos, entre las comunidades que participaron están Cerotal, La Esperanza, San Luis de Agualongo, La Calera (Cotacachi), La Delicia, San Miguel, entre otras comunidades, esto consta en un documento que la asamblea dio lectura ayer ante los presentes.

 

Detenidos por la Policía. El intento de los comuneros de encontrar a los ciudadanos se frustró, sin embargo minutos después conocieron que los miembros policiales habían detenido a cuatro sospechosos. En la comunidad dijeron que los extranjeros al verse acorralados reaccionaron de forma violenta y agresiva.

Es por ello que cuando los sospechosos intentaron huir, los comuneros pidieron a los miembros policiales trasladar a los detenidos al centro de la comunidad La Esperanza; dos fueron llevados a la comunidad, y los otros dos al UPC de Atuntaqui. Francisco J. M. y Nicolás J. son los dos ciudadanos que según las autoridades allí presentes serían de nacionalidad venezolana, y de igual forma los otros dos ciudadanos que fueron llevados al UPC de Atuntaqui serían de nacionalidad colombiana.

Estaban golpeados. Ayer en La Esperanza se dijo que cuando ellos (la comunidad) recibieron a los sospechosos, éstos ya tenían varios golpes en su cuerpo y que por tanto estaban agredidos físicamente.

De forma inmediata el Cabildo convocó a un consejo ampliado, el mismo que está constituido por dirigentes de cabildos de comunidades y barrios, con el fin de iniciar el procedimiento de justicia indígena.

Sin embargo por el estado de salud en que la comunidad recibió a los presuntos delincuentes, éstos fueron entregados a las autoridades allí presentes, esto es al Intendente de Policía, Miguel Seraquive; al comandante del distrito de Policía de Valle del Amanecer, Héctor Trujillo; al jefe político del cantón Antonio Ante, Luis Bravo; al presidente del GAD parroquial de San Roque Franklin Buitrón y al sociólogo Óscar Patiño,

La resolución final. Luego de varias horas de reunión se dictaminó lo siguiente:

Demandar a las autoridades pertinentes, la responsabilidad y el resguardo de los detenidos.

Entregar a los detenidos para la atención médica pertinente, y exigir a las autoridades del Hospital, a donde sean trasladados un certificado y dar información permanente de su estado de salud.

Exigir más control en el ingreso de personas extranjeras al Ecuador, además no descartan organizar una marcha de ser posible a nivel nacional para mostrar una posición frente a los actos delincuenciales, que se han registrado en las comunidades del país.

Exigir la salida de los extranjeros de dudosa procedencia de las comunidades indígenas en un lapso de 48 horas.

Antecedentes. La justicia indígena, como una forma de administración de justicia, constituye una de las instituciones reconocidas por la Constitución del 2008.

La justicia indígena es creada como una forma de mantenimiento de la paz social, donde la autoridad indígena (generalmente los ancianos) es la encargada de cumplir y hacer cumplir las normas y leyes comunitarias.

A diferencia de la justicia occidental u ordinaria, la ley no es emanada por un órgano legislativo como el congreso, sino que más bien nace del reconocimiento del derecho de todos quienes integran el grupo social.
El reconocimiento de esta dependerá del pueblo.

Así, la justicia indígena se remonta a las prácticas ancestrales de nuestros pueblos aborígenes, es decir, las referencias de esta forma de administrar justicia nacen en la época precolombina.