Les apasiona el campo

Los esposos Maribel Saltos y Alfonso Carrillo, nacidos en el cantón Urcuquí, son dos apasionados por el campo y los caballos. De ahí que incursionaron en el negocio de la veterinaria, la pecuaria y accesorios para quienes gustan montar a caballo.    
HISTORIA DEL NEGOCIO
Actualmente tienen 34 años, pero su andadura por el mundo de los negocios comenzó hace 9 años.
La empresa al inicio fue de Nancy Saltos, quien al graduarse de médica veterinaria decidió ofrecer este servicio que lo brindó por siete años. Tras estos años el negocio logró consolidarse, pero ella decide venderlo y lo adquieren los esposos Carrillo Saltos.
El negocio lleva por nombre “Tierra Zoe”, que significa lleno de vida, a lo largo de estos  años les ha generado ingresos considerables que les ha permitido abrir una sucursal y también ofrecer trabajo. Tienen proyectado ampliarse y abrir otro almacén en Urcuquí ya que es un cantón donde la agricultura y la ganadería son las principales fuentes de la economía.
El modelo de negocios bajo el cual funciona “Tierra Zoe”, combina un sistema donde con la estrategia consiste en el servicio de consultas veterinarias a cargo del doctor Juan Saltos, medicinas para mascotas, cuidado y prevención de ganado en general. Se amplía con la venta de accesorios y alimentos.   
En los últimos años han incursionado en la venta de implementos para quienes gustan de la equitación o simplemente montar a caballo.
En “Tierra Zoe” encontrarán el mejor lugar para comprar sillas, cabezadas, bocados, sudaderos, mantas, alforjas, enganches, riendas, cinchas, fustas y zaleas.
El negocio está ubicado en la Fray Vacas Galindo y avenida Mariano Acosta y la sucursal está en la  Fray Vacas Galindo y Juan Martínez Orbe, en la salida hacia Urcuquí.
Estos emprendedores consideran que hay que arriesgarse, aventurarse en el mundo de los negocios, que no hay esperar, si hay sueños y tienen una pasión, ir por ellos.
“Tierra Zoe” se mantiene y crece gracias a la tenacidad y constancia de este par de jóvenes empresarios imbabureños, de sus colaboradores y de sus familiares. Este es tal vez uno de los elementos clave en el éxito de su negocio.
Debemos ser como estos jóvenes: apasionados, curiosos, determinados y constantes.
De esta manera podremos ver oportunidades que otros no ven y estaremos dispuestos a luchar incansablemente por nuestros ideales. De eso se trata el emprendimiento, sostienen Maribel Saltos y Alfonso Carrillo los propietarios de “Tierra Zoe”.