Le quitaron la vida frente a su madre a machetazos

Ibarra. Un joven de 19 años de edad, oriundo de la parroquia la Esperanza, murió el pasado fin de semana de forma trágica. Su madre fue testigo de como, a machetazos, acabaron con la vida de su hijo menor.

Detalles. En medio de un llanto inconsolable, la madre de la víctima aseguró que, con su hijo, se encontraban en una fiesta familiar hasta donde llegó un grupo de jóvenes, con los que al parecer el fallecido tenía problemas.

Según la madre, sus hijos habían sido amenazados por una supuesta ‘pandilla’ hace ya cuatro años. “Hace quince días intentaron matar a mi hijo mayor”, afirmó sumida en llanto.

Lo que pasó. Los hechos se registraron la madrugada del domingo en el sector El pedregal de la comunidad Rumipamba Grande en la mencionada parroquia. Según la versión de la madre, la víctima se encontraba bailando cuando llegaron un grupo de jóvenes de la comunidad La Magdalena y le sacaron de la fiesta. Ella presenció todo y detuvo por unos minutos al asesino pero la acompañante de este se opuso y ahora, es la única detenida en el caso.

El fallecido trabajaba en la construcción. Era soltero y un gran apoyo económico para su madre, con quien vivía.

El cuerpo sin vida del joven ingresó al hospital San Vicente de Paúl y fue recibido por el jefe de guardia de turno.

Algunos familiares de la víctima, aseguraron que en la Esperanza se han formado varios grupos de jóvenes que se dedican a libar y consumir drogas creando ambiente de inseguridad.