Le ofrecieron una beca, pero hasta ahora nada

Ibarra. Fue en el año 2017 en que Monserrath Espinoza participó en el “Quinto Concurso de Reconocimiento a la Investigación Universitaria”, organizado por Senescyt.

Ella concursó dentro de la categoría de arte y patrimonio cultural, su proyecto se llamó “el rol del diseño editorial en el reforzamiento y puesta en valor de los saberes de los pueblos ancestrales”. Han pasado dos años y hasta ahora no se hace efectivo su “premio”.

Desde la Senescyt en la Zona 1 manifestaron que la actual administración se enteró hace poco de esta situación y que ya se están tomando los correctivos.

En Imbabura no se han conocido casos similares al de Monserrath; sin embargo se conoce que a nivel nacional sí existen casos de jóvenes que estarían en el mismo problema.

Testimonio. “Gané el primer lugar, el premio en este caso era un galardón, tanto para la universidad, para el estudiante y para el docente que dirigió el proyecto de investigación, otra parte del premio era la exoneración dentro del proceso de postulación a las becas de convocatoria abierta de Senescyt.

Como el concurso se dio en septiembre de 2017, entonces en ese año ya no podía aplicar a lo que eran las becas y tuve que esperar al siguiente año 2018”, dijo Moserrath Espinoza con visible preocupación.

Continúa el relato. “Ya para el 2018 esperé para realizar el proceso de la postulación, pero allí recibí una llamada de Quito y me dijeron que las bases habían cambiado otra vez.

En primera instancia yo podía elegir cualquier carrera de un listado de universidades que tenía la Senescyt, pero con el nuevo cambio ya no era así, ahora tenía que elegir una carrera aquí en el país, no fuera de él.

Antes sí podía elegir un postgrado fuera del país, pero con las reformas ya no me permitió. Podía elegir, sí, una universidad internacional pero si es que la carrera que yo tomaba, existía en una universidad dentro del país, automáticamente yo no podía aplicar fuera”, dijo la joven profesional.

En otro intento. En 2018 yo no tuve la carta de admisión y por eso no me pude postular.

Las cartas de admisión nos dan las universidades, esos son procesos que se demortan bastante.

Es así que llegamos a este año, es en 2019 que pude postular para la Flacso y estuve desde el mes de mayo, hasta casi finalizar julio, para yo recibir la admisión, son procesos un poco largos.

Reitero que desde mayo apliqué a la Flacso, tratando de adelantarme en el proceso, y obtuve la carta de admisión, pero cuando yo estaba esperando que la postulación se abriera nuevamente recibí una llamada de Senescyt Ibarra para decirme que ya estaba abierta la postulación, pero que este año otra vez habrían cambiado las bases, y que entrábamos en el proceso de postulación para becas internacionales, yo no tengo una carta de admisión para becas internacionales, yo este año estaba trabajando para la Flacso y la obtuve es para un postgrado en atropología visual, pero ahora me dicen que no.

Yo fui inclusive a Quito a pedir una respuesta. Yo me adelanté a los procesos y finalmente no sirvió de nada”, concluye la estudiante sin saber qué hacer y a la espera de una respuesta de esta entidad de educación superior.

En la Senescyt. “Estamos haciendo el seguimiento correspondiente, y esperamos en los próximos días tener una respuesta”, dijo a EL NORTE Vannesa Terán coordinadora de la Senescyt.