“Las vacunas no evitan la transmisión de la enfermedad”

En medio de la pandemia del coronavirus, lo cierto es que se vio en la vacunación masiva una alternativa de solución al número de contagios que van en aumento y las muertes que suman en la estadística. Chile y su programa de vacunación es valorado en todo el planeta como un ejemplo para Latinoamérica en donde 150 mil personas han sido vacunadas por día.

El viernes, haciendo una pausa durante la jornada de vacunación que se realizó en el hospital del Seguro Social en Ibarra, su director Gonzalo Jaramillo, habló con EL NORTE sobre la situación sanitaria luego de haber transcurrido un año desde que la enfermedad se hizo presente también en el Ecuador.

Jaramillo destacó la sinergia entre el personal del Ministerio de Salud Pública (MSP) y el IESS para certificar, a través del sistema PRAS, a donde ingresan los técnicos de atención primaria en salud, quienes verifican que hayan llenado la ficha de consentimiento para inmediatamente los funcionarios someterse a la vacunación.

Ante la consulta de si un funcionario no quiere recibir la vacuna -no es obligatorio- ¿qué sucede?, Gonzalo Jaramillo, explicó que se debe firmar un documento explicando las razones para su negativa “y que acepta vivir sin vacunarse en medio de una pandemia mundial”.

Gonzalo Jaramillo, quien tiene un amplio conocimiento en materia sanitaria, aseguró que “las vacunas no evitan la transmisión de la enfermedad, lo que hacen es prevenir el desarrollo de una enfermedad leve, moderada o grave”.

En el hospital del IESS, se ha logrado vacunar a más de 500 funcionarios. El hospital, que es el centinela del norte del país, 100 % en sus áreas críticas Covid, se ha destinado dos pabellones de hospitalización.

“Agradezco al Ministerio de Salud que nos ha permitido vacunar a nuestro personal en más del 75%, dijo Jaramillo, al agregar que el resto, es decir cerca del 25 % ya tuvo Covid, algo así como 190 funcionarios”. 780 personas laboran en el hospital del IESS en Ibarra.