Las tiendas deberán cerrar a las 22:00

altIBARRA. Las autoridades en coordinación con la Intendencia y la Policía, realizaran operativos de control, para que las tiendas y locales que tienen permisos de funcionamiento para venta de víveres, no expendan bebidas alcohólicas y finalicen su atención a las 22:00.

 Información. El intendente de policía, Danilo Espinosa de los Monteros exlicó que solamente los locales como bares, karaokes y discotecas que tengan los respectivos permisos para el expendio de bebidas alcohólicas, podrán atender de lunes a jueves hasta las 00:00, viernes y sábado hasta las 02:00 y los domingos ningún local podrá vender licores.
“Los controles serán más rigurosos con la finalidad de mantener la seguridad ciudadana y disminuir el consumo de bebidas alcohólicas por parte de los adolescentes”.
Es por eso que las tiendas y demás locales comerciales que no estén autorizados para expender bebidas alcohólicas, no deben atender pasadas las 22:00.

 Acuerdo ministerial. Lo que buscan las autoridades es hacer cumplir el acuerdo ministerial 1470 de los ministerios del Interior y de Turismo, que establece los horarios de atención en los locales nocturnos en todo el país.
La regulación se realizará en toda la provincia de Imbabura y así como en Ibarra los controles los realizará el intendente en los demás cantones, deberán realizarlos jefes políticos y comisarios.

 Trámites. Todos los propietarios de los locales deben canjear sus nuevos permisos de funcionamiento hasta el 15 de mayo y allí establecerán los horarios de atención.
Los permisos para las tiendas y locales de abastos, donde no se venda licores tiene un valor de 15 dólares, mientras que los locales que soliciten permiso para el expendio de bebidas alcohólicas como bares discotecas y más deben cancelar 250 dólares.

 Sanciones. Las autoridades informan  y solicitan a los propietarios de los locales que funcionan en las noches, que se acerquen antes del 15 de mayo para renovar los debidos permisos y así evitarán sanciones.
Además las personas que incumplan estas disposiciones deberán pagar una multa de 100 dólares para que levanten cada sello de clausura.