Las puertas de la Escuela siguen cerradas

altOtavalo.Los niños de la Escuela Ulpiano Pérez Quiñones regresaban a sus hogares ya que las clases fueron suspendidas, la sorpresa fue tanto de alumnos y maestros cuando se encontraron con las puertas cerradas y con la protesta de los padres de familia para reclamar la ampliación del ciclo básico en la institución.

Problema.En días anteriores se escuchaba el rumor de que la Escuela Católica de la ciudad de Otavalo se iba a adherir al colegio San Luis, el descontento de los padres de familia se noto cuando el lunes 22 de marzo en horas de la noche ingresaron a la escuela mencionada y se tomaron las instalaciones, protestando por la unificación de las dos instituciones educativas.

Manifestación.¡Viva el paro! Gritaban los padres de familia y junto a carteles reclamaban la creación del octavo, noveno y décimo año de básica en la Escuela Ulpiano Pérez Quiñones.

“El motivo de la paralización es por la presión de todos los padres de familia que exigimos que se cree el octavo, noveno y décimo año independientemente del colegio San Luis” manifestó  Marco Pineda, vicepresidente de Comité Central de Padres de Familia.

Autoridades. Diario El Norte trató de conversar con el padre Victoriano Guerrero, director de la escuela  sin embargo fue difícil comunicarse con él.

Al no tener la versión del director se acudió a Justo Suarez docente de la institución quien dijo “Nuestra posición es neutral ante la petición que realizan los padres de familia y la decisión que tome la curia sobre el tema de la ampliación de la educación básica en el plantel o la unificación con el Colegio San Luis”.

La medida de hecho se mantendrá hasta que se escuche la petición de los padres.