Las personas desplazadas ocupan las calles de Ibarra

Ibarra. Se conoce que las instituciones del Estado ecuatoriano están brindando el apoyo a las personas que se han desplazado de Colombia hacia Ecuador, en calidad de refugiados o en busca de esta denominación.

Pero hasta que los trámites de refugio de cumplan o hasta que el solicitante reúna todos los requerimientos, son decenas de ciudadanos que salen a las calles a pedir ayuda de los transeúntes para llevarse un alimento a la boca o para lo que dicen alquilar una pieza para pasar la noche.

Ayer EL NORTE pudo dialogar con una madre de familia, colombiana, quien en compañía de sus dos pequeños hijos pide caridad para alimentar a los niños, y poder pagar una habitación para pasar la noche. La encontramos en la intersección de las calles Olmedo y Pedro Moncayo, de la ciudad de Ibarra.

Testimonio. Con un cartelón en el que se hacía referencia a su condición social, “Sandra”, pedía ayuda a los transeúntes, junto a ella estaban sus dos hijos uno de 13 y la otra de 2 años.

“Nosotros somos de Colombia, y la verdad aquí no conocemos ni dónde quedan las instituciones del Gobierno para solicitar ayuda humanitaria. Vivíamos en Tumaco (Colombia), nosotros dejamos nuestra tierra por los problemas que allá existen, la guerrilla le mató a mi marido. Eso sucedió hace casi dos años, casi lo que tiene mi pequeña hija”, dijo Sandra. Mientras trataba de darle un vaso de cola a su nena, producto de la donación de un traseúnte.

Testimonio. “Yo decidí venir acá solo con mis dos hijos que usted les mira aquí. En este momento estamos viviendo en un hotel, nos cobran 7 dólares, a veces la gente si nos colabora, nos da moneditas y comidita. A veces a mis hijos les dejo donde una señora y sino pues vienen conmigo”, dice la ciudadana extranjera. Pide a la ciudadanía que si alguien le puede dar un trabajo le contrate para hacer el trabajo de quehaceres domésticos.

“A mi me encuentran en estas calle (Pedro Moncayo) casi todos los días. Solo a veces me voy para Tulán”, dijo la ciudadana. Pero ella no es la única persona que está en estas condiciones.

Para tomar en cuenta. Según información del ACNUR, el desplazamiento de familias colombianas fue hacia Palma Real, zona marítima en el cantón San Lorenzo, frente a Colombia, a consecuencia de los enfrentamientos de grupos armados irregulares en las veredas de Santo Domingo Alto y Bajo (Nariño).

La Agencia de la Organización de Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur), a través de HIAS (Organización Hebrea para Ayuda a Inmigrantes y Refugiados), asiste a 188 personas desplazadas por los recientes enfrentamientos entre grupos irregulares en la frontera sur colombiana y que huyeron a Ecuador.

La asistencia humanitaria se coordina con la Municipalidad de San Lorenzo, que activó el Comité Cantonal de Emergencia (COE), bajo el asesoramiento técnico del Servicio Nacional de Gestión de Riesgos y Emergencias (SNGRE).

Entre tanto. Desde la Defensoría del Pueblo del Ecuador, siempre se ha reconocido la importancia de aplicar el derecho internacional humanitario basados en las necesidades y los requerimientos de nuestro país. Se reconoció que si bien estos mecanismos internacionales son de gran importancia, los mismos deben ser analizados desde las situaciones humanitarias propias de nuestra realidad, como el desplazamiento de personas y comunidades por desastres naturales o por actividades humanas.

Además se a analizado los casos presentados en el Ecuador, en los cuales aplican los Principios Rectores sobre Desplazamientos Internos de Naciones Unidas, bajo panoramas en los cuales se han generado o puedan ocurrir desplazamientos forzados.

Finalmente se ha hecho una invitación a todos los sectores: Estado, sociedad civil y ciudadanía en general, a comprometerse a promover el desarrollo de legislación, institucionalidad y políticas que garanticen los derechos de las personas desplazadas forzadamente. Imbabura y Carcho no están excentas de esta problemática internacional, pero que afecta en el ámbito local.