Las mujeres del Team Ecuador son mayoría en los Juegos Olímpicos

Con casi dos tercios de mujeres en su delegación (30 de 48) para los Olímpicos, Ecuador apuesta por medallas en sus potentes disciplinas femeninas de marcha y levantamiento de pesas, aunque no pierde de vista ni a Alex Quiñónez (duda por sanción) en los 200 metros lisos ni a su máxima estrella del momento: el ciclista carchense Richard Carapaz.

Entre las clasificadas con mejores posibilidades destacan las deportistas imbabureñas Glenda Morejón Quiñónez, Karla Jaramillo Navarrete, quienes participarán en los 20 kilómetros marcha. En esa prueba también tomará parte, Paola Pérez.

No se puede dejar de lado al equipo de 4×100 femenino; y, por supuesto, el potentísimo conjunto de levantamiento de pesas -que va completo- con Neisi Dajomes, Tamara Salazar, Angie Palacios, y la veterana Alexandra Escobar, de 40 años y en sus quintos Juegos.

Luis Zambrano, presidente de la Federación Ecuatoriana de Levantamiento de Pesas (FELP), recuerda en declaraciones a Efe que “las cuatro tienen opciones de medallas al estar entre las siete mejores del escalafón Mundial”.

Doménica Azuero, en ciclismo BMX y campeona mundial de bicicrós junior en 2014, es otra de las que se podría esperar la sorpresa, aunque atletas mujeres ecuatorianas las habrá también en boxeo, lucha, tiro deportivo, triatlón, natación, pentatlón, surf, judo y tiro con arco.

Y en boxeo, disciplina en la que lleva a cuatro pugilistas, dos mujeres y dos hombres. Erika Pachito y María José Palacios son las primeras mujeres ecuatorianas en clasificarse a unos Juegos.

La última candidata con algo de posibilidades de acceder al podio es la nadadora en aguas abiertas Samantha Arévalo, medalla de plata en el Mundial Absoluto de Hungría de 2017 y que acude a sus terceros Juegos.

Jefferson Pérez cree que es “un paso gigantesco” el que haya más mujeres que hombres en la delegación que viaja a Tokio, de la que espera al menos “dos medallas”, y “cinco o seis” siendo más optimista.