Las manos prodigiosas de Cristopher, un talentoso imbabureño

En la Ciudad Blanca existe mucho talento en la música y el claro ejemplo de ello es Cristopher Andrés Arroyo Palacios, de 9 años de edad. Un talentoso pianista que, no mira impedimento alguno, para ser el mejor.

A su corta edad Cristopher ha demostrado un gran potencial en el piano.

Para él tener discapacidad visual no ha significado un obstáculo, por el contrario, ha sido una fuerza para seguir adelante en busca de sus sueños.

“Desde pequeño me llamaba la atención la música y cuando entré por primera vez a La Clave escuché que tocaban el piano y yo también quería hacerlo”, dijo el pequeño talento ibarreño sobre cómo nació su amor por la música.

El pequeño Mozart, de Imbabura, viene de una familia de músicos. Él comenta que, sus tíos cuando eran jóvenes, pertenecían a grupos folklóricos. “Mi inspiración nace por mi amor a la música.

De grande quiero ser DJ y profesor de música electrónica”, explicó Cristopher. Cuando no está tocando el piano Cristopher se dedica a crear su música en su celular y hasta cuenta con unas aplicaciones que le ayudan a desarrollarlas.

“Le gusta escuchar historias en YouTube o subir sus creaciones a esta misma plataforma, en su propio canal. El resto del tiempo lo dedica a jugar con sus primitos como cualquier niño de su edad”, comentó su madre Ximena Palacios.

El nuevo talento de la música va a empezar sus estudios en la escuela particular bilingüe “BRISTON” y hasta el año pasado fue parte de la escuela “Jean Piaget”. Centros de estudios a los cuales su madre agradece por abrirles las puertas ya que dice que no siempre es fácil que les den la oportunidad por el comprensible miedo al no estar lo suficientemente preparados para ayudar a su hijo.

Cristopher admira a Martin Garrix, famoso DJ que, es el claro ejemplo de cómo desea llegar a ser.