Las drogas y el debate inacabado

IBARRA. El debate no termina. La permisividad para la legalización de las “dosis mínimas” de drogas no es un tema de un país específico, sino una problemática que se sigue presentando en los países de la región.

A través de la ONG Conecctas, un estudio de la periodista colombiana Viviana Machado, pone en el tapete de la discusión este tema que no dejará de ser polémico, dependiendo con el cristal con el que se lo mire.

Un problema. En América Latina más allá del idioma, las drogas unen a los países aún cuando cada uno ha tenido una postura distinta de acercarse a este tema. Por más que se quiera negar u ocultar, las drogas son un problema que los involucra de diferentes maneras, un dolor de cabeza del que nadie escapa aunque no siempre lo reconozcan. Unos por el cultivo, otros por el trasiego y casi todos por el incremento del consumo.

Duque y su postura. La región está en medio de posturas que van desde la criminalización del consumo, el combate frontal contra el narcotráfico y la modificación legal para iniciar con la investigación de tratamientos médicos con la Cannabis.

Con esa variedad de posturas en América Latina se dibuja un mapa donde los cultivos ilegales de marihuana están a la alza. En países como Colombia donde recién llegado a presidente, Iván Duque, informó que a partir de un decreto cualquier persona con una dosis mínima de 20 gramos puede ser detenido; medida que contrasta con lo que en el 2017 pasó en Uruguay donde se legalizó el consumo o en Paraguay y Brasil, países donde se autorizó la investigación científica para conocer los potenciales medicinales de la Cannabis.

En Ecuador. En la Asamblea se propuso la utilización de dosis mínimas de marihuana con fines medicinales. En junio pasado en Guayaquil una marcha masiva fue clara al oponerse a esa posibilidad. Caminaron por la avenida 9 de Octubre y en su recorrido exhibieron carteles y pancartas en las que se leía: “Ya tenemos dos drogas legales, el alcohol y tabaco. ¡No queremos más!”, “No legalización de la marihuana, entre otras frases.

Hubo padres de familia en su mayoría que expresaron su inconformidad con el contenido del Código Orgánico de la Salud (COS), que se tramita en la Asamblea Nacional.

Todo esto ocurre en una región donde este año los países que integran la Cepal pidieron a la ONU un cambio en la estrategia de la lucha contra el problema regional del narcotráfico.