Las barreras no existen para Jhon y Alex

Ibarra. Cuenca es sede de los Terceros Juegos Nacionales del Deporte Adaptado. Alex Gabriel Játiva y Jhon Anderson Espinosa, tae-kwondocas imbabureños, demostraron que en la vida no existen barreras. Ellos destacaron en el torneo y lograron regresar con cinco medallas: dos de oro, dos de plata y una de bronce.

Gabriel, deportista otavaleño de 19 años de edad y que lleva seis años practicando este deporte de combate, logró la presea dorada en la modalidad de pumse. También alcanzó una de plata en combate.

Jhon Espinosa, de 17 años de edad y estudiante de la Unidad Educativa Teodoro Gómez de la Torre, también subió al podio de ganadores para recibir tres medallas.

Jhon consiguió un metal de oro y uno de bronce en combate, mientras que en pumse se quedó con la de plata.

Entrenan a diario. Ambos deportistas presentan discapacidad auditiva, pero eso no les impide que puedan estudiar de forma normal y practicar el deporte que más les gusta.

Son algo tímidos para hablar, pero a la hora de entrenar lo hacen igual que el resto de sus compañeros y cumplen con el mismo entrenamiento diario.

Además, comparten el mismo anhelo: estudiar Entrenamiento Deportivo en la universidad.