Ladrillos con precios altos

altTulcán. El precio del ladrillo experimentó una considerable alza en los últimos dos meses en la provincia del Carchi. Hasta marzo, los mil ladrillos costaba  entre 100 y 120 dólares. Ahora el valor está entre 180 y 200 dólares.
 
 Problemas en la construcción. El aumento en el  precio del ladrillo tomó desprevenidos a los profesionales de la construcción, quienes hicieron sus cálculos con el anterior precio por lo que ya no tendrían el mismo margen de utilidad en las obras que ejecutan. Pero a la par del aumento del costo de este material de construcción  se presentó otro problema que es el desabastecimiento.

Lluvias. El problema del desabastecimiento se dio porque en las ladrilleras de la comunidad de Chapuel donde se fabrica este producto no hay ladrillos. Según Marlene Herrera, productora de estos materiales, las constantes lluvias impidieron que se pueda secar los adobes (ladrillos en tierra) para el asado correspondiente, por lo que esa sería la causa para que haya escasez y su costo se haya elevado. Sin embargo, para los productores no habría mayor utilidad.

PARA LOS PRODUCTORES  de ladrillo de Chapuel, con el nuevo precio vigente desde marzo, “recién pudieron tener una pequeña utilidad. Antes prácticamente trabajábamos a pérdida y porque no tenemos a que más dedicarnos seguimos en este oficio”, aseguraron Erika Taimbut y Marlene Herrera, hijas de dos tradicionales productores de ladrillo en la comunidad, quienes explicaron que de acuerdo a la capacidad de los hornos, un productor puede fabricar entre 12 y 22 mil ladrillos cada mes. Sin embargo,  para tener una utilidad deben vender todo para ver los réditos. La mayor inversión en la producción de ladrillos está en el pago de operarios (3 a USD 9 c/u día)  y la compra de leña. Requieren un metro de leña por cada 100 ladrillos. El metro está a 15 dólares. El pedido es que alguien regule el precio de los materiales para no trabajar a pérdida