Laboratorio de Emapa en proceso de acreditación

Ibarra. Que el laboratorio de la Emapa-I cuente con la acreditación ISO, es un reto para la nueva gerencia de la empresa de Agua Potable.

A través de este espacio se verifica que los ibarreños consuman agua de calidad, ya que las 24 horas del día se controla el líquido con el apoyo de los técnicos.

La acreditación, según Gustavo Andrade, gerente de la Emapa-I, es un proceso que “vamos a cumplir de manera inicial”. Esta actividad consiste en que el laboratorio reciba una norma ISO con la finalidad de que se puedan realizar los estudios y análisis del agua de una manera segura y confiable.

“Eso garantiza el cumplimiento de la norma ISO”, dijo Andrade. Señaló que a nivel de la zona norte no hay un laboratorio acreditado, “por eso este será el primero para garantizar que la calidad del agua que estamos consumiendo está efectivamente en buenas condiciones”, aclaró.

Importante. Carla Valarezo, jefa de laboratorio de control de la calidad de la empresa de Agua Potable, es bioquímica y farmacéutica, explicó también que la acreditación es un aval que otorga el Servicio de Acreditación Ecuatoriano (SAE) y se los entrega a los laboratorios que cumplen con la tecnología necesaria y la capacidad de sus empleados, analistas en competencias técnicas para garantizar que todos los procesos que se realicen sean confiables y que sirvan para tener un servicio a la comunidad.

Como parte de la empresa, Valarezo dijo que cuentan con la certificación 9001, pero la acreditación es un paso importante exclusivamente para laboratorios.

Compromiso. En cuanto a la escasez de agua que sufre la población desde hace más de tres años, el gerente mencionó que “estamos cansado de estos cortes repetitivos de agua potable, esto ya no va a suceder, una de las primeras acciones que vamos a emprender es cambiar el modelo de gestión con la finalidad de garantizar que haya una continuidad de 24 horas, los siete días de la semana, en la prestación del líquido vital”.

Otro de los problemas que causa malestar en la ciudadanía son los malos olores que se generan por la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales (PTAR). Andrade también indicó que ha conformado un comité técnico con la finalidad de analizar todos los sistemas y plantas de tratamiento.

Añadió que en las próximas semanas tendrán un informe pormenorizado, “porque es momento de que la ciudadanía conozca la verdad referente a cómo se han llevado las cosas”.