Laboratorio de ADN es clave en delitos sexuales

Ibarra. Gabriela (nombre protegido) intenta calmar el llanto de su bebé de pocos meses de nacido. El infante y el hombre que podría ser su padre van a someterse a un examen de paternidad.

La pareja se encuentra en medio de un juicio de alimentos. Un juez de la niñez dispuso la realización del análisis de ADN para establecer si el demandado es o no el padre del niño.

Para esto, acudieron al Laboratorio de Genética Forense y ADN de la Fiscalía General del Estado. El laboratorio, a más de los temas del ámbito penal (investigación de delitos sexuales, contra la vida, identificación de restos humanos de personas desaparecidas o muertas), conoce también los del ámbito civil.

Otro caso. El viaje de 80 km se inició antes del amanecer. A las 04:30. Cecilia y su hijo, de 6 años, tomaron una camioneta desde Las Golondrinas, hasta Pedro Vicente Maldonado. Allí hicieron un transbordo en otro bus que los llevó hasta la Río Coca, en el norte de Quito.

Allí funciona el laboratorio de ADN de la Fiscalía. El madrugón valió la pena, pues fueron los primeros en llegar a esas oficinas, en donde debían realizarse una prueba para demostrar que el pequeño es hijo de la expareja de Cecilia.

A esas oficinas llegan usuarios de Esmeraldas, Morona Santiago, Guayas…, pues la Fiscalía tiene solo un laboratorio en el país en donde se hacen pruebas para paternidad. Eso lo confirmó ayer, María Elisa Lara, analista de ADN de la Fiscalía, quien fue delegada para hablar de este tema.

El objetivo. El Laboratorio de ADN de la Fiscalía General del Estado fue creado para modernizar la investigación del delito.

Se realizan pericias para analizar vestigios biológicos encontrados durante las investigaciones de los fiscales en casos de agresión sexual, delitos contra la vida e identificación de restos de personas desaparecidas o muertas.

Se hacen pericias claves. Esos vestigios pueden ser sangre, cabello, saliva, piel, semen, osamentas, fluidos corporales, entre otros. Estas pericias constituyen un aporte científico para el esclarecimiento de los hechos.

Este laboratorio se encuentra en el tercer piso del edificio de la Fiscalía de Pichincha ubicado en la 9 de Octubre y Patria, en el centro norte de Quito.

Procedimiento. Tres analistas forenses y sus dos asistentes, una coordinadora y 2 asistentes administrativos laboran en el laboratorio de ADN de la Fiscalía.

La coordinadora revisa que los solicitantes cumplan con los requisitos y abre un expediente, con su respectivo código y número de caso antes de autorizar la realización de la prueba.

Resultados. Los analistas forenses, en cambio, efectúan el registro de huellas dactilares y toman una fotografía de quienes se van a realizar el examen.

La toma de la muestra de sangre es el último paso. Los resultados son entregados en un tiempo máximo de 30 días a los solicitantes.

Las pericias. El laboratorio cuenta con un sistema de esterilización en las salas y máquinas de última tecnología. El equipo de científicos viste una indumentaria especial.

El genetista Steven Criollo indicó que los agentes de la Policía entregan a la unidad las evidencias o indicios recolectados de la escena del crimen. “Se enumera lo recibido por la autoridad para luego determinar qué tipo de pericia se requiere para la investigación de un caso”. También, en el laboratorio se efectúan pruebas de referencia, que son la recopilación de muestras de familiares, presuntos implicados o víctimas para cotejar con las receptadas.

“En el caso de las muestras de ADN, que también pueden ser tomadas de restos de sangre, óseos, de cabellos y de prendas de vestir se realiza la detección de perfiles genéticos, la máquina arroja hasta cinco perfiles”.