La visita de ministros

Hasta antes de la consulta popular, la presencia de los funcionarios del gobierno, los ministros, subsecretarios, asesores y los asesores de los asesores, visitaron las provincias del norte del país, casi a diario.

De repente se volvieron invisibles. Ya no están entre nosotros, ya no cuentan sus acciones positivas, no se refieren a los programas ministeriales que implementan en favor de las poblaciones.

Caso diferente fue el del nuevo ministro del Deporte quien estuvo en Imbabura para recorrer varias obras. Lo hizo en forma fugaz y la intención fue conocer de cerca lo que está sucediendo con los escenarios deportivos  del cantón Pimampiro. Como es lógico, no hubo oportunidad para saber qué piensa, qué ofrecimiento hace, qué opina sobre otros temas de interés nacional y sobre todo si ésta va a ser su primera y última visita a la provincia de los Lagos o es que tiene previsto regresar en el menor tiempo posible. Siempre será necesario que las autoridades gubernamentales se contacten con el pueblo, den a conocer sus aspiraciones, planes y visiones. Una vez terminada la consulta popular, las autoridades ya no recorren pueblos con la asiduidad con la que lo hicieron. Es comprensible que la campaña así lo exigía, pero hoy es imperioso volver los ojos a esas “otras” provincias que también son parte del Ecuador