La violencia se ‘camufla’ de muchas maneras

p4IBARRA. La violencia no solo es física o psicológica, el acoso, la perturbación, vigilancia y el hostigamiento son otras formas de faltar el respeto a la otra persona, sea hombre o mujer. En este sentido representantes de mujeres y de instituciones judiciales se reunieron, ayer en Ibarra, para debatir el tema y buscar alternativas que permitan contrarrestar la violencia.

VIOLENCIA DE GÉNERO Para Karina Peralta, vocal del Consejo de la Judicatura, participar en la reunión de la Red de Mujeres de Imbabura, permitió explicar a los asistentes sobre cómo trabaja y qué alternativas presenta esta entidad en pro de la erradicación de la violencia de género. “Necesitamos una reforma dentro del Código Integral Penal, COIP, para poder entregar competencias a otras autoridades, como por ejemplo a las tenencias políticas, para que la gente pueda acceder y reciba ayuda desde esas instancias. Pero lamentablemente esto no fue acogido por la Asamblea y no fue aprobado en la reforma del COIP”, explicó. Peralta dijo “la violencia psicológica existe previo a una violencia física. El tema de la violencia se mantiene. Para evitar esto es necesario realizar un cambio cultural, esto tiene que ser desde la casa, desde las escuelas y colegios, desde ahí tiene que venir los cambios machistas que existen en nuestro país”.

PIROPOS Y AGRESIÓN “El piropo puede ser considerado como un elogio, pero en la medida del respeto y consideración hacia la otra persona, sin embargo si éste se convierte en una agresión verbal en donde se utilicen términos que menosprecien o desvirtúen la integridad de la persona, eso deja de ser piropo”, dijo Fernando Jaramillo, presidente del Colegio de Abogados de Imbabura. “Recordemos que las conductas negativas y este tipo de agresiones ahora por el COIP son sancionadas y éstas pienso se adecuarían en el Art. 157 que se entiende como violencia psicológica, allí se habla de una pena privativa de libertad de 30 a 60 días”, explicó.

EN OTAVALO María Pantoja manifestó que para ella un piropo es algo bonito que te dicen para cortejarte, dijo que mientras sea su novio de quien reciba piropos no tenía problema porque lo hace con respeto, sin embargo aclaró que cuando camina por la calle, los piropos tienden más a lo obsceno y se siente molesta y enfadada pero que no puede tomar ninguna reacción porque recibiría groserías por parte de la otra persona. Diana Marcillo dijo que estaba consciente de que ahora el piropo no se lo realiza con respeto y que es un tipo de acoso hacia la mujer, pero sin embargo manifestó que tampoco realiza ninguna reacción, aparte de solo sentirse molesta y enfadada por cómo son los hombres en la actualidad. Esteban Andrade, supo manifestar que como hombres siempre es bonito decir a una mujer que está hermosa pero que se debe hacerlo con respeto, así también reconoció que muchos lo hacen como una falta de respeto a las mujeres violentando su integridad. Carlos Flores, dijo que los tiempos han cambiado y que el piropo ya no se usa en la actualidad.