La violencia en los hogares persiste y hay pocas denuncias

los lagosIbarra.- La violencia en el hogar sigue siendo uno de los problemas que afecta a la sociedad ibarreña y del Ecuador. Son más las personas que callan por miedo a represalias de su agresor o agresora.

Historia. Andrea, nombre protegido, se casó a temprana edad. Su familia inconforme con su decisión por lo que se alejaron de ella. A los pocos meses quedó embarazada y fue en ese momento que su cuento de hadas iba a cambiar por completo.

Su esposo nunca dejó su vida de soltero por lo que siempre salía y tomaba con sus amigos. Al llegar a casa y por reclamos de Andrea siempre terminaba todo en discusión.

Las peleas se pusieron cada vez más intensas por lo que los golpes fueron parte del escenario. La chica padeció nueve meses de insultos y agresiones. Fue cuando nació su hija que se armó de valor y denunció al chico que hoy le huye a las autoridades.

Andrea sabe que salió de este problema a tiempo y envía un mensaje a las personas que viven un infierno en casa: “No teman que no están solos. Su vida e integridad es más importante que nada. Denuncien a tiempo”.

Importante. “Vamos a definir la violencia Intrafamiliar como aquella violencia que tiene lugar dentro de la familia, ya sea que el agresor comparta o haya compartido el mismo domicilio, y que comprende, entre otros, violación, maltrato físico, psicológico y abuso sexual”, dijo el abogado Pablo Medina.
Además manifestó que las personas deben denunciar ante las autoridades lo más pronto posible.

A tiempo. Las autoridades siguen en la lucha por erradicar este problema por lo que han realizado y siguen manteniendo campañas en las que se sensibilice a las personas sobre este problema que afecta a muchos hogares.
Además recuerdan que el primer paso para evitar mayores problemas es el de informar las agresiones a tiempo.