La venta de autos no bajó

pag-6Los concesionarios de vehículos de la ciudad no dejan de tener personas observando, preguntando y comprando autos. Según los administradores de los concesionarios la clientela no ha disminuido pese a la situación económica por la que está pasando el país.

“Yo necesito una camioneta 4×4, tengo una… pero por mi actividad que realizo (agrícola), me urge renovar mi vehículo, ya consulté con anterioridad y aquí en el concesionario dicen que me ayudan financiándome, entonces es por eso que vengo a ver la mejor manera de adquirir el automotor”, dice Franklin Robles, oriundo de la provincia del Carchi, quien ingresaba acompañado de su esposa a Comercial Hidrobo, distribuidor de vehículos de la marca Toyota.

“Nosotros trabajamos con todas las entidades financieras, ya sean bancos, cooperativas y mutualistas, atendemos con créditos directos, igualmente estamos trabajando con vehículos usados, que los recibimos como parte de pago al momento de adquirir un nuevo auto”, afirmó Érick Albornoz, gerente comercial de Imbauto. “Debo manifestarle que este es un negocio que sigue operando con absoluta normalidad. Nuestros clientes, por ejemplo (en camiones) el tomatero, el papero, el señor que compra la leche en el campo, entre otros siguen produciendo y por ende siguen siendo nuestros clientes”, expresa el funcionario de Imbauto. Albornoz recuerda que los automóviles son solicitados por los transportistas públicos, especialmente por quienes se dedican al taxismo.

“Queremos ratificar que estamos atendiendo en todos nuestros puntos de comercialización que los tenemos en Esmeraldas, Tulcán, Ibarra, El Coca y Lago Agrio. De igual forma tenemos un stock disponible en todas nuestras unidades como automóviles, camionetas y camiones”, dice el gerente. Según las autoridades de control, en Ibarra, en los últimos años se ha aumentado el parque automotor, prueba de ello es la evidente falta de estacionamientos que existen en el centro de Ibarra.

“La restricción a las importaciones de ciertas marcas de vehículos, hasta el momento no ha disminuido en nuestra ciudad la gran cantidad de automotores y creo en la provincia del Carchi sucede algo parecido, ya que las marcas más solicitadas como Chevrolet, Toyota y Mazda, siguen comercializándose y con las mismas facilidades de siempre”, dijo Rogelio Manrique propietario de una local de repuestos.

El funcionario tampoco ha perdido clientela, lo que según el de igual forma no ha bajado la venta de vehículos usados. Sin embargo las cosas son diferentes en otras ciudades del Ecuador. Por ejemplo en mayo de este año el sector comercial de camiones y tractocamiones en Quito, Guayaquil y otras ciudades pasa por una dura situación en lo que va del año. Según los voceros de seis marcas que se comercializan en el país, las ventas han caído en estos primeros meses entre el 25% y el 70% debido a la salvaguardia del 45% que el Gobierno determinó en marzo para estos bienes importados. La medida de salvaguardia fue aprobada por el Consejo de Comercio Exterior (Comex) para 2 961 partidas con sobretasas de entre el 5% y el 45% para contrarrestar el déficit de balanza comercial por la baja de los precios del petróleo y la apreciación del dólar.