La UTN camina con el acelerador a fondo

utnIBARRA. “En mi vida personal y profesional tengo tres grandes proyectos en los que voy a participar”, dijo Marcelo Almeida Pástor, docente de la Universidad Técnica del Norte. He sido seleccionado como evaluador externo del CEAACES para iniciar los procesos de evaluación y acreditación institucional que se tiene planteado en este año para todas las universidades; luego tengo una propuesta del Ministerio de Educación para formar parte del equipo de nuevos asesores y auditores educativos en sustitución de la supervisión que antes existía y, posteriormente voy a iniciar estudios de PhD en La Habana-Cuba con referencia a modelos de evaluación institucional”, anotó.

 

¿El trabajo como evaluador externo, desde cuándo se inicia?
Estaré desde el 8 de abril hasta el 22 de mayo en Quito, haciendo precisamente esa tarea.

¿En el otro tema, por qué se sustituirán las supervisiones?
Es un nuevo modelo de evaluación de la calidad de la educación básica y bachillerato.

¿Los paradigmas educativos ahora son otros?
Ahora la educación y el conocimiento requieren expertos que tengan un alto nivel de precisión en cuanto a métodos que permitan captar la realidad de los hechos en la sociedad.
¿Qué permite una evaluación universitaria?
Es un sacudón muy grande que va a dar mucho beneficio en la formación profesional y en los procesos de investigación que las universidades deben tener.

¿Cómo está la UTN en los actuales momentos?
Nosotros hemos pasado dos procesos: el primero de acreditación nacional (la Universidad Técnica del Norte es una de las mejores 21 universidades del Ecuador y está en la franja B) y, hemos hecho el esfuerzo para la acreditación internacional en donde hacen falta madurar ciertos procesos y tener el aval que necesitamos.
¿Ha sido un camino de retos satisfactorios?
La UTN en estos 27 años camina con el acelerador a fondo y eso es muy importante. Ahora la universidad es demandada, no solo por los estudiantes, sino por el Estado, por organismos de investigación nacionales e internacionales y por ONGs que buscan auspiciar el desarrollo.

¿Qué necesita la universidad para amoldarse a los nuevos tiempos?
Hablo por la UTN. Se estaba construyendo procesos en la formación de académicos, hoy a más de los expertos y los pensadores de la formación universitaria, requiere de investigadores y científicos. El desafio de la nueva universidad es crear nuevo conocimiento, nuevo pensamiento y nueva información científica.

¿Yachay es una amenaza para la UTN?
Yachay es un desafío y no una amenaza para la UTN, que tienen que convertirse en aliados estratégicos para generar oportunidades nuevas y crear una universidad de ciencia.

¿Ese desafío, qué significa?
Eso significa que la UTN tiene que mirarse frente a frente y ese es el desafio, porque hay confianza en este proyecto de ciencia que es Yachay y viceversa también.

¿Yachay y la UTN a dónde caminan?
Yachay mira lo que la UTN ha sido capaz de hacer y por eso la cooperación institucional de ida y vuelta va a ser muy importante.