La unidad nacional fue la clave para el triunfo de Ecuador en el Alto Cenepa

Ibarra. Febrero de 1995 pasó a la historia como el mes de la dignidad nacional. Nunca más, el Ejército nacional permitiría que fuerzas invasoras agredan nuestra soberanía.

La Guerra del Alto Cenepa fue un ejemplo de gallardía, patriotismo y unidad. Por un lado las fuerzas militares dieron muestras de su preparación y capacidad operativa y el país unido aportó con mucho para esta gesta nacional.

Vivencia. Me tocó en aquella ocasión cumplir las tareas de jefe de prensa en la provincia de Imbabura y junto a las autoridades, representantes de los medios, delegados militares y sobre todo población imbabureña de noble corazón, se logro capitalizar un gran apoyo para las fuerzas militares que combatían en el Alto Cenepa, Base Sur, Coangos y Tiwintza que eran los centros de operaciones.

“Generación de la victoria”. El Teniente Coronel del ejército, ingeniero Roy Garzón, en una carta hizo una reseña de lo que sucedió. “Luego de la gesta, nuestras Fuerzas Armadas nos entregaron un nuevo eslogan que perdurará por años: “La Generación de la Victoria” a la cual pertenecemos todos los ecuatorianos. Nuestros hijos y las nuevas generaciones no deben olvidar que Ecuador siempre será soberano y nadie volverá a mancillar su heredad”.

Los peruanos incursionaron, pero este desalojo se lo efectuó el 26 de enero de 1995. Perú, no conforme con las pérdidas humanas producto del desalojo, inician de manera recurrente la infiltración de tropas enemigas con la finalidad de conquistar el destacamento ecuatoriano denominado Tiwintza, lo que provoca de manera abierta algunos combates entre las tropas, señaló Garzón.

Nuestras Fuerzas Armadas neutralizan y derriban helicópteros peruanos que sobrevolaban territorio ecuatoriano como parte de sus misiones de combate, recuerda el oficial militar “y de esta manera se suscita el primer combate aéreo registrado en Sudamérica”.

Nuestra Fuerza Aérea, acotó, escribe con bravura y coraje que Ecuador nunca más será mancillado desde el aire.

“Ahí están nuestros 33 héroes caídos en combate, ahí están nuestros excombatientes, ellos no deben ser olvidados, porque perderíamos parte de nuestra identidad ecuatoriana, y ahí está y estará por siempre nuestras Fuerzas Armadas listas y preparadas para escribir por siempre páginas de gloria y honor para su pueblo ecuatoriano. Loor a la Gesta del Cenepa ¡Viva la Patria!”, expresa el Teniente Coronel Roy Garzón en su gentil carta a EL NORTE.

Ibarra. El General Alexis Tamayo y el gobernador Hugo Córdoba (+) lideraron la acción solidaria en Imbabura que fue un ejemplo nacional.
En Patuca. El Gral. Paco Moncayo, el estratega de la guerra del Alto Cenepa habló con EL NORTE sobre la acción militar exitosa.
Apoyo. Augusto Báez (+), Marco Tafúr (exalcalde) y los periodistas Patricio Pérez y Ramiro Cazar acompañando a los combatientes.
Los peruanos mentían que Tiwintza había sido conquistado, pero las tropas ecuatorianas demostraban todo lo contrario.