La Unidad Educativa celebra 35 años de fundación y rinde homenaje a los 146 años de El Retorno

Ibarra.- Para homenajear a Ibarra por los 146 años de El Retorno y para conmemorar los 35 años de fundación de la Unidad Educativa Lidia Sevilla León, se realizó ayer el festival poético musical con la participación de aproximadamente 80 estudiantes.


Con danza, poesía, música y exclamación se recordó ayer cómo era la Ciudad Blanca en su época antigua, cuando sus calles no eran adoquinadas y la tecnología ni existía.

Dedicatoria.- Rocío Tafur Valencia, rectora de la Unidad Educativa Lidia Sevilla León, señaló que las fiestas de la institución siempre coinciden con el aniversario de El Retorno.
“El festival poético lo dedicamos a Ibarra, que es música y arte”, dijo Tafur.
Las actividades de la institución iniciaron el lunes. El martes hubo un festival de gimnasia y se desarrolló la mesa redonda denominada ‘Ibarra visión turística’, que también estuvo dedicada a la ciudad.
La propuesta de la institución es que la educación también se vincule al turismo sobre todo en el cantón, “da mucho dolor cuando hay gente que se expresa y dice que en Ibarra no hay nada qué hacer y es una ciudad de paso”, aseguró Tafur, quien manifestó que hace falta impulsar el turismo desde el lugar donde estemos.

Actividad.- Para continuar y terminar con la programación cultural hoy se realizará la feria de proyectos ecológicos, el evento estaba previsto hacerlo en el parque Pedro Moncayo, pero se cambió de lugar y se lo hará en la plazoleta Francisco Calderón desde las 10:00.
Una de las misiones de acuerdo a esta exposición, según Rocío Tafur es el desarrollo de la sensibilidad ecológica.

Educación.- Consuelo Terán, directora de la institución, mencionó que se celebra un año más del proyecto de vida educativa.
Terán también indicó que la institución colabora con las festividades de El Retorno. “Contamos con 120 estudiantes y con una educación personalizada, estamos listos para acoger a nuevos alumnos con los brazos abiertos”, dijo Terán, quien añadió que “en este mundo tan convulsionado donde los alumnos no son atendidos por sus padres, tratamos de ayudar a los jóvenes en todo sentido porque lo necesitan”.