La última palabra

kim viveroSin lugar a dudas, al iniciar el año lectivo 2012 – 2013, los estudiantes, docentes, autoridades y padres de familia estuvieron motivados, alegres, optimistas, con muchas esperanzas, sueños y expectativas, pero al finalizareste período académico, comprobar lo que se ha avanzado y evaluar los resultados obtenidos en cada una de las asignaturas, años de Educación Básica y Bachillerato será una de las tareas más complicadas y difíciles para toda la comunidad educativa puesto que se vivenciarán sentimientos opuestos, expondrán criterios diferentes y demostrarán distintas realidades.

Obviamente, para demostrar lo que se hizo o no en cada una de las jornadas de estudio, se deberá tomar en cuenta que las grandes obras requieren de trabajo constante y pequeños sacrificios, que sí no hay motivación, voluntad yperseverancia nose puede concluirese proyecto que con tanto entusiasmo se comenzó, que si no hay trabajo en equipo ni sinergia no se puede alcanzar el objetivo propuesto, que no todo lo que se hace es bueno ni todo lo que se deja de hacer es malo, que no todos los seres humanos tenemos la misma capacidad para aprender ni todas las habilidades para construir el aprendizaje, que lo que se enseña siempre con amor jamás será olvidado en el tiempo, que cada estudiante es único e irrepetible por lo que no puede ser comparado con otro, que nadie es dueño del conocimiento ni de la verdad absoluta, que las debilidades deben ser transformadas en fortalezas, que no hay premio sin esfuerzo ni felicidad sin merecerla, que la tecnología no es infalible y puede fallar en el momento que más se la necesita,que las malas experiencias del pasado se constituyen en sabiduría para el futuro, y lo más importante, que las calificaciones, leyes o reglamentos que rigen el proceso educativo, dependiendo del caso, no deben ser la última palabra para confirmar el pase o no de año porque nocontemplan la parte humanaque es el valor agregado quelos maestros debemos dar prioridad para resolver los problemasque se presentan en la más noble pero al mismo tiempo delicada misión deformar integralmentea la niñez y juventud como el tesoro más preciado que tiene nuestra Patria. 

 

Kim Vivero Saltos
kvivero@pucesi.edu.ec