La tortícolis por el estrés

Ibarra. Hay personas que son propensas a sufrir dolor cervical, no solo un dolor o molestia sino llegar a tener tortícolis, por lo que impide continuar con su rutina diaria. Estas personas suelen padecer este dolor sin causa aparente, ya que no recuerdan haber hecho ningún movimiento extraño o haber forzado el cuello.

Experta. Katty Checa, licenciada en Terapia Física, aseguró que existen muchas causas posibles para que se produzca una tortícolis. Puede ser por una caída, por el estrés o por haber hecho alguna postura incorrecta que provoque la contracción de los músculos de la zona cervical y del cuello, también esta la congénita.

Checa agregó que en cuanto a los síntomas aparte del dolor y la imposibilidad de mover el cuello, también provoca dolor de cabeza, encogimiento de hombros, dolor de la zona dorsal o torácica por la parte posterior.

La experta dice que la aplicación de calor local cuidadosamente sobre el músculo esternocleidomastoideo con agentes físicos de termoterapia como compresas calientes, termoforos, bolsas químicas, entre otros.