La Sombra se recupera en Quito

dep-2Giovanny ‘La Sombra’ Espinoza se recupera de un cuadro cetoacidosis diabética severa en el hospital Carlos Andrade Marín en Quito.
La Cetoacidosis Diabética hace referencia a una descompensación de la diabetes mellitus tipo I que, junto con el estado hiperosmolar y el coma hipoglucémico, son las tres principales complicaciones agudas de la diabetes mellitus que es a su vez un conjunto de trastornos metabólicos, que comparten la característica común de presentar concentraciones elevadas de glucosa en la sangre (hiperglicemia) de manera persistente o crónica.
El cuadro clínico que llevó al exzaguero al hospital la noche del miércoles, a diferencia de las complicaciones crónicas, se desarrolla en cuestión de horas y pone en peligro la vida del paciente, por lo que se considera una urgencia médica.
Agustín Delgado, amigo y compañero de La Sombra Espinoza en la Selección de Fútbol del Ecuador, fue quien acompaño al exjugador hasta la casa de salud después de recibir su llamada comentándole los síntomas que lo aquejaban.
“Ya llevaba una semana sin poder ingerir algunos alimentos y con sus órganos funcionando a medias. No se alimentaba bien, no podía dormir y perdió fuerza. En el momento en que llegamos al hospital no podía pasar dos minutos en pie”.
Delgado aseguró que el estado de salud de Espinoza fue crítico, pues sufrió una descompensación y agradeció la atención de los médicos de dicha casa de salud quienes de inmediato lo estabilizaron y realizaron los exámenes necesarios para evitar complicaciones.
Además indicó que al momento el exjugador de la Tri se encuentra fuera de peligro, sin embargo se mantendrá hospitalizado hasta que los médicos dispongan su alta. La estadía del exfutbolista en el hospital dependerá de que la glucosa se mantenga en su nivel normal y no hayan más complicaciones.
“Todavía está en terapia intensiva pues fue un cuadro clínico grave, sin embargo ya está estable y se mantendrá en observación médica. (…) Ahora él tendrá que cuidarse y tendrá que tener una dieta estricta en su alimentación”, indicó Agustín Delgado.
Espinoza mantiene contacto permanente con Delgado, ambos residen en la capital y según el exdelantero se visitan tres veces por semana. Además la cercanía de ambos, al igual que con otros futbolistas de la zona del Valle del Chota, es desde su infancia.
El goleador indicó que en la familia del exzaguero existen cuadros de diabetes por lo que podría ser una enfermedad heredada.
“Gracias a Dios no pasó nada grave, hablamos con los médicos y ellos están admirados de que no haya pasado mayor cosa”, agregó.
Zoila Espinoza, abuela de La Sombra, viajó ayer a visitar a su nieto en la casa de salud e informó que se encuentra fuera de peligro.
El padre del exdefensor permanece en el hospital en compañía de otros familiares al pendiente de la salud de su hijo.
El tío de Geovanny Espinoza, Hugo Pavón, en una entrevista con Área Deportiva, dijo que la descompensación que sufrió el histórico jugador fue tan fuerte que casi entra en un coma diabético y aseguró que su sobrino está cada vez mejor en su recuperación.
Dijo que es posible que Espinoza permanezca alrededor de quince días hospitalizado para asegurar su salud, “al momento está en observación y con tratamiento”. Según el familiar sería la madre del deportista quien porta esta enfermedad. Espinoza de 38 años de edad al momento no puede recibir visitas y sus familiares pidieron al hospital no dar información de su estado.