La seguridad en la cárcel de Tulcán se fortalece

Tulcán. En la cárcel de Tulcán, la presencia militar en los exteriores del centro penitenciario es visible hace dos semanas.

Con esta medida se busca frenar el ingreso de objetos prohibidos hasta este espacio que alberga cerca de 600 internos.

Control Camex. José Moya, comandante del Batallón Mayor Galo Molina, en Tulcán, indicó que se ha dispuesto la presencia de 20 militares al mando de un oficial para que todos los días estén en los exteriores del centro carcelario haciendo control de armas, municiones y explosivos.

El registro se hace a personas que transitan por el sector y también a vehículos. De encontrarse armas, municiones o explosivos, el procedimiento lo asume el Ejército, en caso de hallazgo de droga, se comunica a la Unidad Antinarcóticos de la Policía.

Según el comandante, hasta el momento no ha existido ninguna anomalía en cuanto a seguridad.

Opiniones. Para Norma M. familiar de un interno, la presencia de los militares en los exteriores es positiva, pero no suficiente ya que considera los actos violentos se suscitan adentro. Considera hace falta más personal de seguridad, pero también más recursos a las cárceles para que sean espacios de verdadera rehabilitación.

Fernando Vaca, comandante (e) de la Subzona de Policía Carchi, explicó que el apoyo del Ejército en la parte externa facilita a la Policía intensificar el control interno para evitar el ingreso de armas y celulares que se usan para cometer delitos.

En el caso de Tulcán son 16 policías a cargo de un oficial que de manera rotativa prestan seguridad al centro carcelario.