La revancha no llegó al Olímpico

Lo que menos recibieron los jugadores del Imbabura Sporting Club fueron aplausos.   
Ayer el conjunto gardenio cayó por la mínima diferencia en su propio fortín. Los cerca de 500 aficionados que llegaron al estadio Olímpico de Ibarra ahogaron el grito de gol.

GOL HIZO LA DIFERENCIA
Sin la presencia en la zona de técnicos del estratega Fernando ‘La fiera’ Baldeón, la plantilla de jugadores del Imbabura no encontró la manera de llegar al arco rival durante los 95 minutos de juego. En el primer tiempo el partido entró en un congelador. Casi las acciones de peligro no se registraron. Con el marcador en blanco se fueron al descanso. En la segunda mitad el técnico interino Nelson Montenegro, hizo una variante. Ingresó Deison Ordóñez por David Ruano. Ese cambió no le dio resultado. Walter ‘Mamita’ Calderón por más de una ocasión no pudo concretar el gol. Mientras que el Manta bajo la dirección técnica de Luis Espinel, exentrenador del Imbabura, contragolpeó hasta que en el minuto 39 llegó la única conquista del compromiso. En una jugada en la cual el defensa local Luis Lastra pierde el balón al filo del área, aprovecha ese error Marco Nazareno y no perdonó. Dejó sin opción al portero Édisson Recalde. En ese momento empezaron los reclamos de los hinchas que estaban en la tribuna al técnico Fernando Baldeón, que miró el compromiso bajo la mirada del presidente del club Luis Aguirre. El Imbabura no reaccionó ni en el tiempo extra.