La receta del sabor la aprendió de su hermana

Otavalo. Todo comenzó en 1986 cuando María Cecilia Hernández se adentró al mundo de la gastronomía. Desde entonces todos los años ofrece el Plato Típico que es muy apetecido sobre todo por personas que llegan desde Quito o del sur de Colombia.

Receta. Cuenta que la receta de este platillo lo heredó y aprendió de su hermana quien le compartió todos sus secretos para que pueda darle un sabor característico, el mismo que hace que todos los años sus clientes regresen para disfrutar de esta delicia.

“Mi hermana en la actualidad tiene 90 años y por su edad desde hace algún tiempo ya no pudo continuar con la preparación. Me enseñó todos los trucos y como soy la hermana menor yo decidí continuar con la tradición”, explicó.

Clientela. A las 6 de la mañana empieza la preparación con todos los ingredientes para abrir su local a las 9 de la mañana.

Diariamente son aproximadamente 100 personas que llegan a su negocio que año tras año se ubica en un parqueadero en la calle Sucre entre Abdón Calderón y Colón. “Solo salimos por festividades pero los clientes que llegan desde Quito y el sur de Colombia llegan directamente porque saben que siempre nos ubicamos aquí”, dice.

Este número de clientes se duplica durante los fines de semana pues llegan a la venta de 200 platos.

Negocio familiar. Para a-tender a esta cantidad de personas cuenta con la ayuda de su familia. “Este es un negocio familiar ya que también me ayudan mis hijos y mis nietos. De igual forma podemos ofrecer fuentes de trabajo por la temporada a algunas personas”, comenta y añade que es importante que toda la familia se involucre para que la tradición no se pierda y para que los más jóvenes del hogar sepan sobre la responsabilidad.

Yamor. Las festividades tienen lugar debido a que en estas fechas se prepara el Yamor, una chicha fermentada con bajo poder alcohólico que se obtiene del fermento de los siete granos del maíz.

“Hay quienes solo vienen por la bebida y nosotros ya les tenemos listos los recipientes para que se puedan llevar y compartir con toda la familia”, dice Cecilia.

Complementos. Es esta bebida es precisamente la que acompaña al famoso Plato Típico, un suculento platillo de fritada con mote, tortillas y las empanadas que no pueden faltar. La otavaleña cuenta que muchas personas que llegan desde la Capital se llevan una funda de estos deliciosos complementos que se vende por un dólar.

La señora Cecilia muestra un plato de empanadas con no pueden faltar para el deleite de esta delicia.
Sus hijos, nietos y algunos empleados son parte del día a día durante estas festividades.
Este es el famoso plato típico que siempre va acompañado de la chicha del Yamor.