La PTAR, obra de saneamiento en beneficio de Ibarra

Ibarra. Un verdadero ambiente de fiesta se vivió en la inauguración de la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales, PTAR, construida junto al río Tahuando.

En esta ejecución se invirtieron 33 millones de dólares, de los cuales $28,97 millones, provienen de un crédito del Gobierno español, que la Empresa Municipal de Agua Potable y Alcantarillado de Ibarra, Emapa-I, debe cancelar en los próximos años.

Trabajos. Durante la inauguración se informó que la planta está actualmente funcionando al 100% y trata el 90% del caudal de aguas servidas que se generan en la ciudad, que son transportadas a través de los colectores Ajaví y avenida Carchi.

En total son 416 litros de agua por segundo que ingresan y se tratan en esta infraestructura y que hasta este mes se generaron 90 toneladas de residuos sólidos que ya no van al río.

Obra. Arturo Fuentes, gerente de la Emapa-I, mencionó que la planta de aguas residuales cumple muchos procesos relacionados con la depuración y control de aguas servidas.

“La PTAR marca un antes y un después en el ámbito del tratamiento de las aguas residuales de la ciudad, su diseño, tecnología y procesos que se emplean para depurar estas aguas que van al río Tahuando, la convierten en una de las más modernas del Ecuador y América del Sur”, aseguró Fuentes. Con respecto al reclamo de los moradores de la avenida Carchi sobre el fuerte olor que emana el tratamiento de las aguas servidas, el gerente mencionó que han estado permanentemente pendientes con los moradores. “Hay gente que va a estar conforme y quién no, pero estamos depurando aguas servidas. El olor cumple con las normas técnicas establecidas”, aseguró.

Autoridad. Álvaro Castillo, alcalde de Ibarra, manifestó que la PTAR constituye un gran aporte a la ciencia, técnica y conservación del ambiente, aspectos que la convierten en un referente en el desarrollo de la ciudad y el país, en materia de tratamiento de aguas residuales.

“Esta es una planta que funciona sin químicos que es un tema eminentemente biológico, no hay otra igual en el país y es una satisfacción que ya esté funcionando a plenitud, inclusive con el procesamiento de todos los residuos”, aseguró el burgomaestre.

Parte técnica. Giovanni Rivadeneira, responsable de la Planta, explicó que el funcionamiento de esta planta permitirá resolver paulatinamente el principal problema que tiene la ciudad en la parte ambiental, debido a la contaminación de los ríos que cruzan la ciudad.

“En la parte tecnológica tiene equipamiento europeo y americano, con una eficiencia energética de la más alta del mercado, en donde no solo se eliminan los residuos, sino que se los trata y estabiliza”, dijo el técnico.

La PTAR está capacitada para producir abono luego de un proceso de tratamiento y análisis científico.
Giovanni Rivadeneira explicó los componentes y funciones que cumple esta infraestructura, para depurar las aguas residuales.
Las principales autoridades y delegados del cantón y la provincia fueron parte de la inauguración de la magna obra.