La Policía frenó a los manifestantes

pag-7Las protestas continúan en Imbabura, la violencia se hace presente entre manifestantes y miembros de la Policía Nacional y Fuerzas Armadas.

MANIFESTACIONES
La tarde y noche del jueves 20 de agosto, según Rocío Cachimuel, presidenta de la Federación de Pueblos Kichwas de la Sierra Norte del Ecuador, los manifestantes se reunieron en dos grupos, el primero se movilizó desde la comunidad de Peguche para recorrer la ciudad de Otavalo mientras en las vías de la parroquia San Rafael interrumpieron el paso vehicular e indicó que al momento en el que policías y militares buscaban despejar las vías, cuatro personas resultaron heridas y fueron atendidas en hospitales y clínicas privadas de Ibarra y Otavalo.
Diego García, gobernador de Imbabura, indicó que la ley no permite que las vías sean cerradas y que los servidores públicos de la Policía y Fuerzas Armadas tienen la obligación de mantener el orden y la seguridad de los ciudadanos, y manifestó que en el despeje de la zona bloqueada por los protestantes la única herida fue Margarita Sánchez de 34 años y fue atendida en el Hospital San Vicente de Paúl.
La mañana de ayer un grupo de aproximadamente 60 personas salieron de Cotacachi, con palos y piedras en mano, y fueron interceptados por la aproximadamente 80 Policía y 60 miembros de las Fuerzas Armadas en el sector de Pinsaquí.
García invitó a los protestantes a no cerrar las vías ya que esto perjudica a diferentes aspectos a la sociedad e indicó que esta acción es penada por la ley.

PAÍS
“Macas vuelve a la tranquilidad”, escribió hoy en su cuenta de Twitter el ministro ecuatoriano del Interior, José Serrano, al informar sobre el resultado de un diálogo sostenido con manifestantes y autoridades de esa zona amazónica, donde en los últimos días se registraron duras protestas.
No obstante, la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie), que desde la semana pasada convocó a un “levantamiento” o protesta de comunidades, reiteró que mantendrá la medida de hecho hasta que el Gobierno archive unas enmiendas constitucionales que incluyen la reelección presidencial indefinida.
En Macas los indígenas exigen la construcción de una carretera de acceso a la localidad de Taisha, una comunidad hasta la que, por ahora, sólo se puede llegar por vía aérea.
La construcción de esa carretera está suspendida por la falta de una licencia ambiental aunque, tras el diálogo, la ministra de Ambiente, Lorena Tapia, abrió la posibilidad de emitir un nuevo permiso.
En la localidad de Ambatillo, en la provincia andina de Tungurahua, centro del país, se informó de que la comunidad retuvo por varias horas a un par de soldados.