La Policía agasajó a niños del área rural

Navidad es tiempo de paz, amor y solidaridad. Este es el principio que el Comando de Policía de la Subzona de Imbabura fundamenta su labor social orientada a los sectores vulnerables de la provincia. Sin descuidar su trabajo diario que es el orden y seguridad, los servidores policiales llegaron a tres comunidades rurales para compartir con los niños momentos agradables de alegría y diversión.    
Tres escuelitas unidocentes de las comunidades Imbiola, Santa Marianita y El Milagro de la parroquia La Carolina del cantón Ibarra disfrutaron del show de Paquito y sus amigos y recibieron el agasajo navideño por parte de los miembros policiales.
41 niños de las escuelas Quiteño Libre, José de la Cuadra y Carlos Emilio Uscátegui disfrutaran con Paquito y  Papá Noel que llegó para entregar el aguinaldo navideño a los pequeños, el show de canes y caritas pintadas.
Alrededor de 200 fundas con golosinas, juguetes y ropa se entregó el pasado jueves a los niños que se agruparon en la comunidad de Imbiola, ubicada a dos horas de camino desde la ciudad de Ibarra.  “Ver sonreír a un niño es la satisfacción más grande que puede tener un ser humano con voluntad y espíritu solidario” manifestó el teniente coronel Emerson Ubidia, Jefe de Operaciones de la Subzona, durante el mensaje a los niños, profesores y padres de familia presentes.
El acto se realizó en los patios de la escuela José de la Cuadra.
Emocionados tanto las maestras, los padres de familia y educandos agradecieron el gesto de la Policía Nacional. “Han puesto de manifiesto y en práctica los principios católicos de ser solidarios sobre todo en esta época que se celebra el nacimiento de Jesús”, dijo Silvana Paillachu, directora de la escuela Quiteño Libre.
En nombre de la escuela agradezco un mundo a la Policía Nacional por este gesto que llega infinitamente al corazón de los niños. Que Dios les bendiga y les de buena salud siempre, recalcó la maestra en cuyo rostro se reflejaba una expresión de inmensa emoción.
Por su parte, Irma Caluquí maestra de la escuela José de la Cuadra, dijo que “en verdad, llegar a estos lugares muy apartados es difícil pero la bondad de los policías ha triunfado en este tiempo de paz, amor y de compartir”.

PAQUITO AMIGO  
“Es mi amigo el policía, siempre atento, siempre alerta ayudando a los demás”, inició diciendo el personaje querido por los pequeños, “Paquito”. Fue recibido con aplausos y gritos de los niños y niñas a quienes les dio consejos para que no utilicen ni manipulen juegos pirotécnicos, camaretas; no hablen y reciban cosas de personas desconocidas, entre otros consejos.