La polémica en la Liga Cantonal de Otavalo se alargaría aún más

El pasado 5 de marzo, cuando, por segunda vez, se realizó el proceso eleccionario para elegir al nuevo directorio de la Liga Deportiva Cantonal de Otavalo, parecía que esa polémica terminó. Sin embargo, ante una nueva impugnación por uno de los dos grupos que buscan quedarse con el mando del directorio, la luz al final del túnel para el deporte del Valle del Amanecer, aún no aparece.

Días atrás, la Federación Deportiva Nacional del Ecuador (Fedenador), en un comunicado de nueve páginas, donde también se cita varios antecedentes, emitió su decisión: negar el recurso de apelación presentado por: Sebastián Espín, Édgar Aguirre, Marcelo Espín, Roberto Chiluisa, Giovanny Villarruel, entre otros.

Sin embargo, el tema no terminaría ahí, ya que, según Frethman Gomezjurado, presidente de la Federación Deportiva de Imbabura (FDI), el grupo que no estuvo de acuerdo e impugnó las elecciones realizadas el pasado 5 de marzo, llevaría su queja a un organismo superior. Se trata de la Secretaría del Deporte del Ecuador.

Gomezjurado también explicó que si eso ocurre, se alargaría más la situación crítica que tiene LDCO, debido a que las instituciones deportivas tienen hasta 90 días para emitir una resolución.