La personalidad de los cuadros

guiaIBARRA. No hay dudad de que los cuadros son el elemento perfecto para que en la decoración de tu casa pueda verse tu personalidad. Existen infinidad de cuadros que pueden ofrecer una clara imagen de cómo eres, de tus aficiones y de tus gustos más personales. Con todo, aunque la elección de la temática dependerá de todo lo que quieres transmitir te damos algunas claves.

Recibidor. Para el recibidor te recomendamos que decores la pared de tu mueble con cuadros con imágenes en blanco y negro y un marco blanco en el caso de que la pared sea de color y negro en el caso de que sea blanca. Utiliza cuadros de todas las medidas e intenta que se complementen para llenar todo el espacio.

Comedor. En el comedor puedes optar por el clásico cuadro grande que llene toda la zona del sofá, aunque si quieres innovar te recomendamos que coloques dos filas de estantería de medidas diferentes y que encima coloques cuadros medianos o pequeños, sin colgarlos de la pared. Lo mejor es que en todos esos cuadros predominen los colores del resto del mobiliario.

Cocina. En el caso de la cocina lo más apropiado es elegir una temática relacionada con la comida y en el caso de que elijas imágenes de alimentos intenta encontrar tus platos preferidos. También puedes enmarcar tus recetas favoritas para que siempre las tengas presentes o las recetas de un plato muy propio de tu familia.

Habitación. Para el dormitorio, apostamos por colocar un gran cuadro encima del cabezal de la cama con una imagen impactante y llena de fuerza que ofrezca mucho carácter a este espacio tan personal. Puedes optar por tonos más apagados o por otros con más vitalidad. Si tienes hijos, en su habitación debe reinar el colorido y una gran cantidad de cuadros. Te recomendamos los cuadros abstractos que harán que su creatividad y su imaginación crezcan día a día. Es justo lo que necesitan para formar su personalidad.